“Holiday” (1938) de Howard Hawks

"En la última parte de la película el tema central es la futilidad del dinero y de las riquezas para llenar un vacío existencial cuya solución excede lo meramente material. La renuncia a esas lujosas comodidades se ve como un paso necesario y vital"

- Publicidad -

Hay cuatro películas inolvidables e imprescindibles que protagonizaron el tándem Katharine Hepburn – Cary Grant: Sylvia Scarlett (1935), Bringing Up Baby (1938), Holiday (1938) y The Philadelphia Story (1940). Tres dirigidas por George Cukor y una (quizá la más famosa, Bringing Up Baby) dirigida por Howard Hawks.

La tercera, Holiday (Columbia) iba a estar protagonizada por Irene Dunne (repitiendo el estrellato de “The Awful Truth” que un año antes había sido bien recibida por la crítica), pero al no estar disponible se pensó entonces en Ginger Rogers. La tercera carta fue la Hepburn, que para 1938 estaba con un pie fuera de RKO después de una seguidilla de fracasos. Como Cukor conocía bien a Hepburn se decidió por ella y así tuvo el reparto ideal para iniciar su película.

Holiday es el retrato de una rica familia neoyorquina que vive en una mansión deslumbrante. Allí llega Johnny Case (Cary Grant) como un sencillo trabajador, novio de la rica heredera Julia Seton. Johnny ha conocido no hace mucho a Julia y no se entera, hasta que llega a la mansión, que su novia es millonaria. El problema es que Julia tiene una hermana, Linda (Katharine Hepburn), que es, a todas luces, una mejor pareja para Johnny. Linda es alegre, desenfadada, desenvuelta y, sobre todo, no desea heredar los millones de su padre. Ella desea conocer el mundo y encontrarle un sentido a la vida. Linda es la oveja negra de la familia y sus planes de vida coinciden con los de Johnny. Julia, en cambio, es una muchacha amable y correcta, pero no tiene vitalidad ni coraje para buscar un destino más allá del que su familia le ha prescrito. En la fiesta de nochevieja (que será también la fiesta en la que se formalizará el noviazgo de Johnny y Julia) ocurrirán muchos divertidos lances en los que los planes de la familia Seton se tambalearán.

Holiday es una divertida comedia con un ritmo acelerado, pero con las pausas justas para enternecerse por temas agrios y melancólicos. En la última parte de la película el tema central es la futilidad del dinero y de las riquezas para llenar un vacío existencial cuya solución excede lo meramente material. La renuncia a esas lujosas comodidades se ve como un paso necesario y vital. La dirección de Cukor (experto en comedias de alcoba y en comedias de líos familiares) hace que los diálogos y el ritmo de las secuencias funcionen a la perfección. Una hora y media de inteligentes sarcasmos y de sutiles ironías matizadas por un ambiente de sensible melancolía. Recomendado.

Síguenos también en nuestras redes sociales:    

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube. Únete también a nuestro canal informativo de WhatsApp haciendo clic AQUÍ.

Autor

- Publicidad -

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias