Arbitrariedades y vejámenes durante la detención de manifestantes de universidad San Marcos

La fiscalía demoró más de 10 horas en tomar las manifestaciones, no ofrecieron alimentos ni asistencia legal. Había personas enfermas y ancianos que fueron sometidos a tratos humillantes

Informe

Jennie Dador, directora de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, comunicó denuncias graves sobre lo que habría hecho la Policía con mujeres detenidas en San Marcos, este sábado 21. Dador declaró que a los detenidos los habían mantenido sin dejarlos ingerir alimentos o tomar agua hasta las 4 de la tarde.

Además, entre los detenidos había una mujer gestante, una niña de 8 años detenida con su madre y ancianos de 80 años. También señalo que habían declarado que estaban haciendo desnudar a las mujeres, lo cual no corresponde, y mucho menos buscar droga en sus partes intimas. Informó que desde su organización y otras presentaron Hábeas Corpus por las arbitrariedades que cometieron en estas detenciones.

La Defensoría del Pueblo también se pronuncio al respecto. A traves de su cuenta de twitter mencionaron que en el caso de mujeres detenidas las revisiones no deben afectar su integridad e incolumidad corporal. También recordaron que se debe garantizar apoyo y trato diferenciado en caso de mujeres detenidas, dada su condición de vulnerabilidad al ser quechuahablantes u otros factores de riesgo.

Abogados denuncian maltratos y ausencia de fiscal

Renata Bregaglio, abogada de DDHH y Discapacidad, quien se ofreció voluntariamente para la defensa legal de los detenidos, contó en su cuenta de twitter lo ocurrido.

Ella asegura que la detención en la ciudad universitaria se llevó a cabo sin presencia fiscal y sin que se les explicara las razones. Como se pudo ver en las imágenes difundidas por los medios, fueron obligados a tirarse al piso. La abogada menciona que fueron agredidos con insultos racistas. Además, contó que las personas personas detenidas mostraban cierta desconfianza con los abogados limeños que se presentaron. Y finalmente, al ver que pasaba el tiempo y no habían señales de apoyo, terminaron por aceptar su asistencia legal.

En su hilo, cuenta que la acusación fiscal es por usurpación agravada. Sin embargo, señala que muchas personas detenidas dormían fuera del campus y acababan de llegar a la universidad para desayunar. Además, se detuvo también a estudiantes que habían ido a llevar comida. Luego, la policía les hizo firmar actas y documentos cuando aún no había presencia de abogados/as. Y cuando los abogados llegaron, las conversaciones entre clientes-abogado se daban frente a la policía sin garantizar privacidad.

Los detenidos contaron que les incautaron celulares, dinero, banderas del Perú y carteles con consignas de protesta. Señala que no encontraron armas de ningún tipo. Muchos de los detenidos eran quechuahablantes, a los que no se les ofreció intérprete porque hablaban castellano a medias.

Falta de intérpretes para personas quechuahablantes entre detenidos de San Marcos

Renata Bregaglio menciona que incluso ridiculizaban el pedido diciendo “pero si él entiende”. Sin embargo, la diferencia de lo declarado, con o sin intérprete, era abismal, señala. Los interpretes que hicieron el trabajo fueron del Ministerio de Cultura, no de la Fiscalía quien debía facilitar el servicio.

Como se sabe, habían mujeres embarazas y personas mayores. Algunas con malestares médicos. La abogada cuenta que el equipo del SAMU demoró más de 5 horas en llegar y se los tuvo sentados en una silla por más de 12 horas. En ningun momente se les ofreció una camilla o sofá.

Por su parte, la abogada Rocío Trujillo, expuso el caso de un manifestante de 72 años que requería atención médica y no le proporcionó.

Trabajo de la Fiscalía y Poder Judicial

Bregaglio criticó especialmente el proceder de la Fiscalía, ya que los mantuvieron esperado más de 10 horas para que la fiscalía penal de turno inicie diligencias. Cuenta que al final mandó equipo de apoyo, que solo tomaba declaraciones, pero no podía decidir liberación.

Otros abogados también mencionaron que la fiscalía demoró 8 horas en hacerse presente y, al cirre de esta edición, la mayoría de los detenidos seguís en esa condición.

De otro lado, los abogados Mirtha Vásquez y Ronald Gamarra informaron que se ha presentado un Hábeas Corpus en favor de todos los detenidos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Sin embargo, ningún juez se ha hecho presente en las instalaciones de la policía para verificar su situación legal y garantizar el respeto de sus derechos. Además, que los Habeas Corpus son acciones inmediatas que buscan evitar se concrete una privación de libertad arbitraria, pero su admisión fue notificada recién 27 horas después por el Poder Judicial.

En la tarde – noche de este domingo comenzaron las liberaciones de los detenidos. Pero los abogados de casi 200 personas detenidas denunciaron que la policía y la fiscalía no les devolvieron su DNI, celulares ni dinero. Están en la calle.

Desenlace del operativo

Luego de permanecer detenidos por más de 36 horas, todos los detenidos fueron liberados por decisión del Ministerio Público. Solo permaneció detenido uno de los 193 manifestantes, el cual registraba una requisitoria previa. Tres de ellos fueron acusado de pertenecer a una organización terrorista, solo uno ha quedado como investigado. Y los demás, acusados de usurpación de bien, podrán ser sujetos a investigación posterior, se señala.

Así lo informó el Ministerio Público, lo que significaría que los supuestos delitos y acusaciones hasta de terrorismo no pudieron corroborarse.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE