“Esta casa vacía”, de Marco García Falcón

Con Esta casa vacía, Marco García Falcón obtuvo el 2018 el Premio Nacional de Novela que otorga el Ministerio de Cultura del Perú.

- Publicidad -

Se puede resumir en la historia de un hombre maduro que, en medio de un momento dramático de su vida, perseguido por la desgracia y la mala suerte, las decisiones impulsivas y la soledad, intenta salir del hoyo existencial en el que ha caído y levantarse, emprender una nueva vida. Sería una ligereza juzgar esta novela con un resumen tan elemental.

Si bien la concepción de la trama se concentra en el protagonista, quien repasa su vida adulta, desde que toma decisiones que irán marcando su vida (estudios, primeros trabajos, relaciones amicales y amorosas) es el entorno en el que se desenvuelve lo que significará el verdadero factor que afecta su devenir cotidiano. Podríamos adelantar que el drama de la novela no es el del protagonista, sino su entorno social.

Las novelas que caracterizaron la corriente existencialista de mediados del siglo anterior ponían énfasis en protagonistas que indagaban sobre su propia esencia en medio de conflictos sociales, circunstancias extremas que ponían a prueba el equilibrio emocional de los personajes, y precisamente esas circunstancias sociales eran las que había que analizar para poder entender la actitud humana. La novela de García nos lleva por esos caminos, donde tanto la condición humana, como su entorno social, son los que hay que revisar para entender el mensaje final que el autor intentará dejar en el lector.

Ciertamente el devenir tragicómico de Giovanni Perleche, personaje profesor y escritor frustrado, será la suma de decisiones tomadas en estado de angustia. Cada paso que da le trae una derrota, o una frustración. Y esa sensación de fracaso permanente no le va a permitir resolver o determinar un rumbo coherente. Sus actos son impulsos violentos, no por la fuerza, sino por la velocidad con que se presentan y resuelven, aparentemente para bien, hasta que muy pronto sucede algo que lo pone otra vez en un incierto nuevo punto de partida.

No será consciente de sus decisiones negativas hasta que su propia vida se pone en el límite. Como quien llega al filo del abismo para decidir dar un paso adelante o retroceder y volver. La débil relación afectiva con su esposa. La tensa y violenta relación con sus suegros. La ausencia de un entorno familiar. La incierta salud de su hijo. La necedad de sus amigos y los falsos desahogos con otra mujer que, además, no le es atractiva ni le satisface como desfogue. Más bien, van a configurar un drama social, un reflejo de cómo está de tenso el contexto social en el que intenta sobrevivir.

Tal vez el existencialismo haya quedado impregnado en el constructo de la novela moderna a través del cuestionamiento del drama humano dentro de un determinado espacio social, especialmente urbano. Donde precisamente el individuo se convertirá en un anónimo protagonista, que sobrevivirá a su propio drama y al de la sociedad. Hay que ver en qué medida la presión de la vida urbana de una ciudad como Lima, y como muchas capitales latinoamericanas, termina afectando la vida de sus habitantes.

En la novela de García Falcón, va a ser la ciudad la que cobrará vida ejerciendo una presión sobre su protagonista. Un personaje que no sabrá enfrentar esa fuerza que lo impulsa a determinados comportamientos desesperados. A superar las deudas económicas, a retroceder en su afán de progresar, finalmente, a abandonarlo todo. ¿Es la ciudad el personaje y no solamente un telón de fondo? ¿Cuál es la metáfora que ensaya el autor para decirnos que la vida vale la pena vivirla?

¿Marco García ha reconstruido un ambiente urbano a la medida de su protagonista? O es que su protagonista es el resultado, la consecuencia, de una sociedad que ha dejado de lado la esencia humana. Y sobrevalora la informalidad, la desidia, la velocidad y banalidad de las comunicaciones, el desencanto de los afectos? El cuestionamiento que nos propone en esta novela ha de servir para volver los ojos y la atención a la necesidad de recuperar esos afectos. Tambi, las comunicaciones y los diálogos que nos acerquen como personas y nos aíslen.

Aunque el último y breve capítulo de la novela parece ser un salvavidas, en el que la literatura actúa como flotador y no como la cuerda que te devuelve la confianza y asegura tu retorno a tierra firme, que ayuda al lector a recuperar la esperanza, la propuesta de García Falcón parece pesimista. Su historia, la historia del protagonista, es una herencia de buena intención. La deja como una botella en el mar, a la espera de que su propio hijo la encuentre.

Cada lector será, entonces, ese hijo que aprenderá del drama de su padre. Sin que eso signifique que el ser humano supere su estado de insatisfacción, de fracaso permanente, de camino a la autodestrucción. Sin embargo, esa muestra de esperanza es lo que finalmente importa. Cada quien carga una historia oculta y oscura. Y en medio de un mundo que nos pisa como a insectos, serán precisamente esas historias sacadas del subsuelo de nuestras emociones las que nos van a salvar. La metáfora de la casa vacía es valedera en el sentido de que todo lo que hacemos no garantiza que, por fin, esta sociedad sea nuestro hogar ideal. Nuestras casas vacías están, más bien, llenas de nuestras propias soledades.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales:

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Autor

  • Alfredo Herrera Flores

    Alfredo Herrera Flores (Puno, 1965) es poeta, escritor y periodista. Obtuvo el Premio Copé de Oro de la VII Bienal de Poesía (1995) y fue finalista del premio internacional de poesía “Pilar Fernández Labrador”, de Sevilla, España (2016). En 2020 ganó el Concurso de Novela Corta "Julio Ramón Ribeyro" del BCRP y actualmente es director de la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa de Arequipa

    Ver todas las entradas
- Publicidad -

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias