Página once, entreguismo y corrupción de los golpistas

Columnista invitado Avatar

petroquimica

De acuerdo con lo señalado en la I Parte. La llamada “Toma de Talara” por la Fuerza Armada del llamado Gobierno Revolucionario, fue un acto teatral sólo para impresionar, por su aparatosidad, pues cuando el presidente Fernando Belaúnde firmó el Acta de Talara, el 13 de agosto de 1968 – la misma que fue aplaudida, festejada por los partidos políticos, prensa, opinión pública- se había terminado definitivamente el problema con la IPC pues esta empresa hizo entrega del suelo, subsuelo, pozos e instalaciones conexas, no así de la refinería, por las razones expuestas en la Primera Parte. El país había recuperado lo que siempre se negó a entregar la IPC.

Si ya se había recuperado lo que el país reclamaba, ¿qué justificó el golpe de Velasco? En cuanto a la falta de pago al Perú de los adeudos de la IPC por las regalías y otros por la explotación petrolera en Talara, que la Junta Militar achacó a Belaunde no haber obtenido y que según ellos alcanzaba a 690 millones de dólares, terminó en una farza el 9 de agosto de 1973 cuando los mismos militares pagaron 76 millones de dólares a EE UU por indemnización de bienes expropiados y de los cuales se entregó a la EXXON Standard Oil Company, propietarios de la IPC, la suma de 23.1 millones de dólares al firmarse el entreguista acuerdo Green-De la Flor.

 ACTO DE ENTREGUISMO

Sin duda, la Toma de Talara, creó un serio conflicto en el ámbito internacional, que se prolongó por varios años . La solución que precipitaron los golpistas, de no haber sido inconsultamente anulada, habría significado la armonía con la industria petrolera mundial en 1968. Se habría aumentado la producción petrolera . El “boom” petrolero de 1973 (año de la crisis petrolera mundial) , en que el precio del barril petrolero aumentó 20 veces, nos habría permitido ser beneficiarios y no víctimas de aquel acontecimiento., que ocurrió cuando ya no éramos exportadores sino importadores de petróleo. Tal fue , el mayor daño que el golpe de Estado causó a la República.

Como menciona el Dr. Gonzalo Ortiz de Zevallos Roedel, en su libro “ENTREGUISMO (28 de abril de 1978), la Junta Militar de Velasco se vio acorralada, privada de crédito a consecuencia de la Toma de Talara, tuvo que afrontar la ingrata realidad. Después de haber asumido las obligaciones de la IPC, de haber permitido que se llevaran apreciables sumas de dólares del país, incurrió en condenable acto de ENTREGUISMO. Mediante el acuerdo Green-De La Flor , infantilmente camuflado ( copia del cheque salió publicado en los medios periodísticos ) , se hizo a la IPC un pago bajo la mesa, por 23.1 millones de dólares. El cheque lo extendió el Tesoro de los EE UU, con cargo a recursos que, mediante el acuerdo citado, le confió al gobierno de entonces. A esa suma hay que agregar 17. 0 millones de dólares por crudos impagos, más 5% por otros conceptos. Las obligaciones asumidas por el gobierno de facto fueron en total 76 millones de dólares. Así pues, los “revolucionarios “ Velasco, Fernandez Maldonado, De la Flor, Rodriguez Figueroa, Mercado Jarrín, Enrique Gallegos, entre otros, aparentes verdugos de la IPC fueron , en realidad, sus benefactores.

LA CORRUPCION Y EL OLEODUCTO NOR PERUANO

Los responsables de la política energética , en la década del setenta, señalaban que el oleoducto nor peruano “ sólo comparable al de Alaska,ha sido calificado como la obra de ingeniería más compleja de su género en el mundo” y agregaban “ hay obras que merecen ser destacadas por su trascendencia y majestuosidad” ; por nuestra parte , añadiremos y por la “ corrupción”

Recordemos que la decisión de construir el Oleoducto fue tomada por el ex ministro de Energía y Minas, Jorge Fernández Maldonado y por los funcionarios de Petroperú, Fernández Baca y Bobbio Centurión, en base a la información proporcionada por el geólogo polaco Harold Bischop, que llegó al Perú a explorar en las minas de carbón, y sobre que en la selva peruana había abundancia de petróleo ( un “ mar de petróleo” ) . Este último, estafó a los militares golpistas proporcionando cifras de reservas de petróleo para producir “más de 2 millones de barriles día” y que por lo tanto había que construir un oleoducto para transportarlo hasta Bayovar. Decidida su construcción. Se invirtieron inicialmente más de 800 millones de dólares y terminó costando 1,200 millones de dólares, intereses incluidos por los préstamos del exterior.

Así pues, el Perú construyó un gigantesco oleoducto de más de 8oo kilómetros para transportar según decían más de 500 mil barriles día (la meta era transportar un millón de barriles diarios de petróleo). ¡Viva la revolución! ¡Dios es peruano!

La estafa cometida por BISCHOP sobre la abundancia de petróleo dio resultado. Los ocho mil barriles que salieron de un pozo perforado, terminaron en menos de 1000 y así ocurrió en los demás pozos. Fue una desgracia para los “revolucionarios golpistas”. En la actualidad, apenas transporta 14, 000 barriles diarios de un petróleo pesado ( apenas tiene 17° API, Maracaibo en Venezuela tiene petróleo con más de 28°API, Kuwai más de 32°API)., con abundante azufre y salado. Tenemos un elefante blanco, viejo, corroído por los 50 años de uso y porque Petroperú no le da mantenimiento.

Los que públicamente nos opusimos a la firma del contrato de financiamiento suscrito con la Japan Petroleum, fuimos deportados o presos. Tres miembros del Colegio de Abogados, Gonzalo Ortiz de Zevallos, Augusto Changanaqui, Carlos Balarezo Delta, los periodistas, Alfonso Baella Tuesta, de la Jara y Ureta, Manuel D´Ornellas y Manuel Ulloa del diario Expreso, Paco Igartua, Alfonso Reyes y Víctor Medina de la revista Oiga, Enrique Sileri de Caretas, Carlos Malpica y Ricardo Letts, Guido Chirinos Lisares ,Arturo Salazar Larrain, Luis Felipe Alarco, Enrique Chirinos Soto, Oscar Diaz Bravo, entre otros

*consultor energético

                                                                                                                                                

                                                             

5 respuestas a “Página once, entreguismo y corrupción de los golpistas”

  1. Avatar escipion dice:

    ¡Actualízate, tío, cheka tu calendario, estamos en el siglo XXI! Hay casos de entreguismo más flagrantes al salir de tu casa, a la vuelta de la esquina no más.

  2. Avatar Francisco del Carpio dice:

    El 13 de agosto de 1968 no se había recuperado nada, chico. Quien denunció la pérdida de la página 11 fue el presidente de la EPF, ingeniero Carlos Loret de Mola, pues en esa página del contrato estaban los precios de petróleo crudo acordados entre la EPF y la IPC (10 de setiembre de 1968).
    Estás pensando como los humalas de hoy que en Cocachacra no va a pasar nada, porque es problema de terroristas antimineros y estartambos

  3. Avatar JC dice:

    ¿Esa exposición es, supuestamente, la «página 11», de la que tánto se menciona contra PPK?

  4. Avatar ANTONIO dice:

    SI EL OLEODUCTO NO CORRESPONDE A LAS RESERVAS DE PETROLEO, ENTONCES AL AGOTAMIENTO DE LAS RESERVAS, EL AGUA DEL AMAZONAS HACIA LAS COSTAS NORTEÑAS, NO SERIA LA FINALIDAD DE FONDO DE DICHA CONSTRUCCIÓN.
    DIFERENTE ES EL GRADO DE CONSERVACION, MANTENIMIENTO DE LOS RESPONSABLES, PARA SU USO POSTERIOR DEL HIDRICO COMO FUENTE DE VIDA NATURAL.
    SALUDOS

  5. Avatar daniel quesada huacre dice:

    El año 78, El General Velazco ya había sido depuesto por el felón Morales Bermudez, por lo tanto si hubo algún entreguista ese seria Morales y no Velazco. Hay que decir la verdad tal cual es y no mentir para confundir a la población!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE