Cultura y pandemia: 9 preguntas para tu municipalidad

Entre el martillo y la danza

Así es como debería responder la persona encargada de los asuntos culturales de tu municipalidad, ya sea provincial o distrital, con gerencia o subgerencia de cultura (o sin esta) ante la pandemia del nuevo coronavirus. 

Ofrezco las siguientes líneas como un recurso de acción para la sociedad civil peruana, basado en la Ley Orgánica de Municipalidades (Nº 27972, artículo 82) y la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública (Nº 27806). Cada contexto es distinto y se recomienda evaluar cada uno de estos puntos, no solo en cuanto a la redacción de la solicitud que mandes a estas autoridades sino en las particularidades de cada una de nuestras localidades y tu estrategia de incidencia. 

cultura y pandemia

Si tu municipalidad no cuenta con un portal de transparencia, escribe al email de la persona responsable, llámala por teléfono para contarle que le enviaste las preguntas y para asegurarte que las leyó y publica en redes sociales la captura de pantalla del mensaje enviado para contribuir a una sana y necesaria presión pública y política, sobre todo si el silencio oficial ha sido la consigna. 

La clave no es pelearse por ser el primero o el único en enviar las preguntas sino lograr las respuestas y que sus beneficios sean para la mayor cantidad de gente posible. 

Cuando tengas una respuesta, que debe ser de carácter público, compártela en tus redes pero omite toda información sensible y privada, como el estado de salud de una persona específica. No te conformes con una llamada telefónica, la respuesta debe ser oficial. Si te comunicaste por email, la respuesta debe ser por el mismo medio (es altamente probable que el sistema de notificaciones escritas a tu domicilio esté restringido o sobrecargado) Aquí Van las preguntas para las autoridades:

  1. ¿Cuál es su situación? Conforme evoluciona la pandemia, es cada vez más probable que uno de nuestros vecinos, incluyendo a los servidores públicos, haya contraído la enfermedad o cuide a otras personas, que algunos de sus integrantes estén entre la población en riesgo, entre otros casos. También es probable que una municipalidad haya reorientado las fuerzas de sus distintas áreas para asumir funciones urgentes (reparto de alimentos, asesoría telefónica, entre otras). Esta pregunta no es para exigir detalles que atenten contra la privacidad sino para sincerar las posibilidades de acción de la oficina contactada.

  2. ¿Pueden cumplir sus funciones mediante el teletrabajo? ¿En qué escala? La conectividad en el Perú, vía internet o telefónica es irregular, por lo cual es importante tener una visión clara de sus posibilidades de trabajar a distancia, comprender sus limitaciones y propiciar tanto innovaciones como la colaboración. La comunicación a distancia también puede ser complementada en alianza con las generosas estaciones de TV o radio local, que en más de una emergencia han brindado su señal para re transmitir mensajes oficiales y captar conocimiento ciudadano (ya lo están haciendo con el Ministerio de Educación).

  3. Si la Municipalidad Distrital no puede cumplir sus funciones, ¿Se acogerá al artículo 77 (AVOCACIÓN) de la Ley Orgánica de Municipalidades? Dice así: “Las municipalidades distritales, ante la falta de cobertura o imposibilidad temporal de prestar algún servicio público de su competencia, pueden solicitar de manera excepcional a la municipalidad provincial, cubrir de manera temporal la demanda de dicho servicio público”.

  4. ¿Cuentan con información para apoyar al sector cultural de su jurisdicción y activar alguna colaboración? ¿De qué manera la están usando? ¿Iniciarán un recojo adicional de información? Si es así, ¿Para cuándo? Si ya se lanzó, ¿Cómo se puede brindar mayor información ciudadana? Nuestros alcaldes y alcaldesas asumieron el cargo desde el 1 de enero de 2019. Una primera medida para cumplir la gestión es mantener la información actualizada dentro de sus competencias. Una lista de contactos no es un sistema de información cultural, pero es un inicio. No existe base de datos perfecta. Y aunque esta fuera altamente detallada y con una metodología impecable, es probable que necesite información adicional porque vivimos un momento sin precedentes. Dicho recojo de datos y su activación es apremiante. Se deben tomar decisiones con información, no con intuición.

  5. El presidente Vizcarra decretó el estado de emergencia nacional para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus el pasado 15 de marzo. ¿Qué acciones tomó desde entonces? ¿Cuenta con un plan de acción o lo está desarrollando? Si lo está desarrollando, ¿Para cuándo estará publicado? ¿Cómo toma en cuenta los aportes ciudadanos y cuáles son sus primeras medidas mientras se redacta? La realización de conversatorios, talleres y conciertos en línea gratuitos es siempre bienvenida; y se valora el esfuerzo detrás de eso pero la gravedad del contexto en esta pandemia amerita acciones de mayor envergadura como las descritas en el resto de preguntas.

  6. ¿Su plan de acción incluirá medidas de identificación, protección y apoyo al sector cultural de su jurisdicción durante la emergencia? ¿Incluirá medidas de reactivación para ejecutarse durante y después de la cuarentena? Un ejemplo de medida de reactivación tras la pandemia es la realización de capacitaciones para teletrabajar; y la contratación de servicios a distancia de las distintas formas de ejercer el trabajo cultural. Las acciones deben ser contextuales y diversas por la heterogeneidad del sector: (cultura viva comunitaria, industrias culturales, educación artística e investigación, lucha contra la violencia, etc.).

  7. ¿Ha realizado coordinaciones con el Ministerio de Cultura? ¿Cuáles fueron esas coordinaciones? ¿Cuáles serán los pasos siguientes? Si el Ministerio no le contactó, ¿intentó comunicarse con dicha institución? Un ejemplo básico de coordinación es el apoyo o guía para construir los planes de acción y los mecanismos pertinentes de participación ciudadana. Esto puede canalizarse mediante las Direcciones Desconcentradas de Cultura. Ciertamente, el Congreso de la República otorgó facultades legislativas por 45 días al Ejecutivo; para fortalecer las medidas del Gobierno en el marco de la contención de la pandemia. Inversiones como la celebración del Bicentenario o la construcción del MUNA van a tener que pasar a un segundo plano para salvar vidas.

  1. ¿Ha realizado alguna coordinación en red? Ya sea con la Red de Gestión Pública en Cultura, plataforma dedicada a promover la interrelación de los funcionarios públicos vinculados al sector cultural y los distintos niveles de gobierno (me consta que dicha red ha realizado hasta 3 encuentros pero los enlaces que dan cuenta de su existencia están rotos, cualquiera que sea su estado, debe activarse y potenciarse ya), la Asociación de Municipalidades del Perú o alguna otra red provincial, regional, nacional o internacional como la UNESCO? Si estas redes no le contactaron, ¿usted intentó hacerlo? ¿Cuál fué el resultado? Las ciudades de Ayacucho y Arequipa son parte de la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO desde octubre de 2019. Dicha entidad supranacional señala que “La red de Ciudades Creativas pone la innovación y la creatividad en el corazón de las nuevas estrategias urbanas para un Desarrollo Sostenible e inclusivo”.

  2. ¿Va a generar un mecanismo de trabajo con la sociedad civil para enfrentar esta crisis de acuerdo a las necesidades del sector? ¿Cuándo lo lanzará? Si ya se activó, ¿Cuándo es la siguiente reunión de trabajo con la ciudadanía? Esta cuestión es fundamental pues sin la participación ciudadana, todo esfuerzo a puertas cerradas será de escaso impacto y relevancia. 

Activa estas preguntas de manera individual o colectiva para cualquier contexto, con o sin pandemia, y lucharás por un gobierno abierto de la cultura. Si esta lucha es en colectivo, será más potente en beneficio de todos. 

Recuerda, hay numerosos fundamentos sobre la importancia del ejercicio de los derechos culturales para una mejor sociedad. Existen argumentos económicos para proteger a nuestro sector, pero lo más importante es que toda forma de vivir y de construir comunidad merece ser salvada y tener la posibilidad de transformarse ante un futuro que ya nos alcanzó.

Precisiones:

  • Esta solicitud de respuesta debe incluir tus nombres, apellidos completos, documento de identidad, domicilio, número de teléfono y correo electrónico para posibilitar la atención.
  • Si la solicitud no incluyó el nombre del funcionario o se hizo de manera incorrecta, la entidad debe canalizar la solicitud al funcionario responsable. La consulta no puede ser rechazada por ese error.
  • De acuerdo a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, el plazo de respuesta no debe ser mayor a siete días útiles (no incluye sábados, domingos ni feriados). El plazo de respuesta se podrá prorrogar de manera excepcional por cinco días útiles adicionales si hay circunstancias excepcionales que hagan inusualmente difícil reunir la información solicitada (esta pandemia lo es). En este caso, la entidad deberá comunicar por escrito, antes del vencimiento del primer plazo, las razones por las que hará uso de tal prórroga; de no hacerlo se considera denegado el pedido.
  • Si no recibes respuesta, contacta a la Defensoría del Pueblo por ayuda para reforzar tus articulaciones.

Diego de la Cruz Salas es un gestor cultural peruano con experiencia en iniciativas de gobierno abierto de la cultura y el desarrollo de instituciones cívicas.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE