Repsol y su historial de infracciones ambientales en Perú y España

En 2013 pasó lo mismo en playa Cavero de Ventanilla. Tras derrame de petróleo empresa dio datos inexactos y demoró en atender desastre

Sociedad
La empresa Repsol investigada por el derrame de petróleo en las costas peruanas que causaron un desastre ambiental.

La empresa Repsol concesionaria de la Refinaría La Pampilla, en el distrito de Ventanilla del Callao en Lima, tiene un historial de infracciones ambientales en el Perú y en España, de donde es originaria.

Una de las más graves fue hace nueve años, también en Ventanilla, pero en la playa Cavero donde el derrame fue menor pero su actitud la misma. La empresa no dio datos exactos y tampoco atendió el desastre una vez producido. En España, su proceder fue similar, incluso frente a un hecho más grave.

Como se sabe, en el año 2013, la OEFA le impuso a Repsol una multa de más de 250 mil soles por verter combustible en la costa del Callao y, tal como lo hizo en el presente, hace nueve años, la empresa entregó información inexacta sobre la cantidad de crudo derramado, reaccionó ineficientemente para mitigar el daño al ecosistema marino y lo calificó como un incidente menor, asegurando que no provocó el desastre.

Sin embargo, lo cierto es que, al igual que ahora, no estaba preparada para enfrentar estas situaciones.

“Nosotros llamamos a la Marina”, afirman en Repsol

Lo que está sosteniendo la empresa es que, fue el oleaje anómalo que se presentó el pasado 15 de enero tras la erupción del volcán Tonga. “Nosotros estábamos haciendo una descarga desde el día anterior, llamamos a la Marina de Guerra, les pedimos confirmación acerca de la alerta de tsunami en la costa del Perú”. Como no hubo tal, proseguimos con la descarga. El buque venía con más de 986 mil barriles y ya habíamos descargado algunos”, han señalado.

Pero si bien es cierto la Dirección de Hidrografía de la Marina decidió no emitir una alerta de tsunami para Perú tras la erupción del volcán submarino -cuando sí lo hicieron Chile y Ecuador-  más allá de las responsabilidades que se determinen por la omisión de la Marina, que causaron la muerte de dos personas en Lambayeque, la naval sí advirtió de los oleajes anómalos.

“No fuimos conscientes de la magnitud del evento”

El presidente de Repsol Perú, Jaime Fernández-Cuesta, reconoció la negligencia cometida durante el derrame en el terminal multiboyas N° 2 de la refinería La Pampilla. “Lamentamos el error de percepción del personal”, dijo sobre la cifra de 0,16 barriles que dio Repsol cuando en la realidad eran más de 6.000 barriles que hoy se extienden de Ventanilla a Barranca.

Sin embargo y pese a que dijo que sí tenían un plan de contingencia, el mismo “no se aplicó rápido”, según admitió Fernández-Cuesta. Pero, expertos en el tema precisaron que todo indica que no tienen un plan para estos accidentes, dado que se llevó a personal con rastrillos y recogedores. “No fuimos conscientes de la magnitud del evento hasta que llegó el petróleo a las playas”, reconoció.

El funcionario de Repsol añadió que “no hay nada medioambientalmente que no se pueda corregir”. Y también que confían en que “en unas semanas, a fines de febrero, verán las playas limpias”.

Accidente en España

Según información del diario El País, el 14 de agosto del 2004 sancionaron a Repsol-YPF con dos multas que sumaron entre 600.000 y 1,2 millones de euros, por la comisión de dos faltas “muy graves”, durante un accidente en el que perdieron la vida nueve trabajadores de la refinería que la empresa tiene en Puertollano (Ciudad Real).

Estas faltas fueron en concreto la ausencia de una actuación eficaz en el momento de la explosión de los tanques de gasolina y la no existencia de un plan de riesgos en el diseño del plan de producción.

Ahora, las autoridades investigan si Repsol aplicó un plan de contingencia eficiente para mitigar el desastre ambiental en las costas del mar peruano. De ser encontrada responsable, la multa máxima que recaería en la empresa sería de USD 35 millones, cifra que representa el 1,8% del total de ventas que obtuvo en 2020, uno de sus peores años. Los costos que le demandarán estas actividades de limpieza y remediación aún no han sido calculados por la compañía, pero podría ser deducido en la contabilidad final para determinar el pago de sus tributos.

El Búho, para más noticias sobre Arequipa, síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE