Autonomía electoral en el Perú: clave para la democracia

"La autonomía de los organismos electorales es fundamental para la democracia y un pilar esencial para la integridad", señala Fernando Tuesta

- Publicidad -

La autonomía electoral en el Perú es un tema de debate nacional tras la aprobación de una propuesta para modificar el artículo 99 de la Constitución. Esto permitiría que los titulares de los organismos electorales sean sujetos de denuncia y juicio constitucional, lo que podría llevar a su destitución en cualquier momento y por cualquier motivo. Para abordar esta problemática, la Red de Medios Regionales del Perú conversó con el politólogo Fernando Tuesta Soldevilla y con Luis Davelois, representante de vigilancia Ciudadana.

Tuesta Soldevilla, profesor principal de la Pontificia Universidad Católica del Perú, expresó su preocupación ante esta situación. Argumentó que este cambio atentaría contra la necesaria independencia de los organismos electorales. Según él, la supervivencia de estas autoridades no debería depender del humor o interés de los partidos políticos. Estos que, en un momento dado, puedan tener mayoría en el Congreso.

Negociaciones y estrategias en el Congreso

La premura con la que la Comisión de Constitución del Congreso busca aprobar esta propuesta ha levantado sospechas. Tuesta Soldevilla señaló que el Congreso tiene hasta abril de 2025 para modificar las reglas electorales. Y que cualquier cambio después de esa fecha no sería posible debido a las elecciones de abril de 2026.

- Publicidad -

“Se acortan los tiempos. Para abril del próximo año deben modificar las reglas electorales”, dijo. Además, que con elecciones en abril de 2026, el 2025 marca el límite para cambios normativos. La comisión busca aprovechar el momento óptimo para reunir los 87 votos necesarios, en un Congreso fraccionado donde los acuerdos son clave.

Tuesta destacó la importancia de las negociaciones entre bancadas de un Congreso fragmentado cuyo desafío es el consenso. “Es un juego de dar y recibir votos”, explicó. Mientras que estas negociaciones son cruciales para alcanzar los 87 votos requeridos y lograr una modificación firme de la Constitución.

Autonomía electoral en riesgo

La autonomía de los organismos electorales es fundamental para la democracia. Tuesta Soldevilla recordó el fraude electoral del año 2000 con la tercera reelección de Alberto Fujimori y cómo, tras recuperar su autonomía, los organismos electorales han mantenido una alta aprobación en su desempeño. Sin embargo, la narrativa de un supuesto fraude surgida en 2021 por una corriente política que ahora tiene mayoría en el Congreso, amenaza con revertir estos avances.

El politólogo advirtió que, si los organismos electorales quedan bajo el control del Congreso, se verían afectados por la arbitrariedad y discrecionalidad política, lo que contradice los pilares de la democracia representativa. Asimismo, señaló que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH sostiene que los operadores de justicia, incluyendo las autoridades electorales, no deben estar sujetos a intereses políticos.

El antejuicio

Ante la invocación de algunos congresistas a las recomendaciones que hiciera en un fallo el Tribunal Constitucional (TC) sobre incluir a los directivos de organismos electorales en el artículo 99 de la Constitución, Tuesta Soldevilla explicó que, desde 2012, el TC sugirió incorporar a estos funcionarios al antejuicio, un privilegio para altos cargos. “El antejuicio retira fuero y protección, pero no es juicio político”, aclaró. Resaltó la influencia del Congreso sobre el TC indicando que este último suele seguir las directrices congresales, lo que podría comprometer la autonomía electoral en el Perú.

El peligro del control político

Tuesta Soldevilla enfatizó también la importancia de la independencia de estas entidades para la salud de la democracia peruana. El experto advirtió que confundir el rol del Congreso podría llevarnos a un escenario donde los funcionarios electorales operen bajo presión política. “Actuarían bajo una espada de Damocles”, expresó, subrayando la necesidad de imparcialidad y legalidad, especialmente en el Jurado Nacional de Elecciones. Tuesta considera que esta reforma es un intento de “acogotar” su independencia.

Vigilancia ciudadana y justicia política

Tuesta Soldevilla enfatizó la importancia de la participación activa de la ciudadanía. La apatía política conduce a una mayor autonomía de los políticos y a decisiones no controladas. Instó a la ciudadanía a mantenerse informada y vigilante, lo que considera esencial para ejercer un control efectivo y prevenir la desinformación. Finalmente, conservar la autonomía electoral dependerá de una ciudadanía informada y activa. Capaz de ejercer su poder de vigilancia y demandar transparencia y justicia en el proceso político.

“La autonomía de los organismos electorales es fundamental para la democracia y un pilar esencial para la integridad. La sociedad civil y la ciudadanía deben permanecer atentas y participativas para evitar que la política socave la imparcialidad y legalidad de los procesos electorales”, concluyó.

Puede ver aquí la entrevista completa:

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales:    

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Autor

- Publicidad -

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias