El Búho

Política y Cultura desde Arequipa Perú.

Reynaldo Delgado. Febro el poeta, vuelve.

Febro, el poeta
Monólogo escrito por Marcelo Martínez Gómez, que narra la historia de Febro; un hombre sensible, apasionado por la lectura y el arte; pero que por el maltrato que recibe en su vida llega a perder la razón.
Dirección: Miguel Barreda
Actuación: Reynaldo Delgado
Fecha: Del sábado 1 al martes 4 de julio
Lugar: Teatro del Cultural l 8:00 pm
Entrada general (2×1): S/ 30.00

Conversar con Reinaldo es muy divertido. Reflexiones sobre la vida, poemas, historia del teatro, que también es la historia del teatro arequipeño. Sus experiencias de cine, televisión, con compañías, directores,  grupos independientes, son innumerables, con una labor encomiable que es su pasión desde hace mucho tiempo. A sus 73 años lleva muy bien su trabajo y en estos días reestrena un monologo dirigido por cineasta Miguel Barreda. 

¿Cuándo comenzaste?

Comencé a hacer teatro allá por el año 1968, por cosas de la vida. Y como yo soy papeluchero, conservo todavía el programa de mano de la obra en que trabaje que se llamó: Oficina fiscal,  donde hice de un jefe de personal. Después de eso vinieron una serie  de obras entre ellas IPACANKURE, una obra que ganó una mención honrosa en el premio Casa de las Américas en Cuba. Esa es la obra más representada en Arequipa en los últimos cincuenta años, esos son mis inicios en las tablas y  después agarré viada. He hecho teatro en todos lados, especialmente los últimos veinte años, en las zonas urbano marginal en lo que antes le decían pueblos jóvenes. Llevamos teatro de Salazar Bondi y de otros autores. Sabes, hay un deseo increíble de ver teatro en esas zonas. Una vez fuimos a Pachacutec cuando recién se formaba y la gente escuchaba un concierto de la sinfónica sentados en sillares. Ellos nos pidieron que esperáramos porque querían escuchar dos canciones más. Actuamos y en retribución nos dieron unas galletitas en un platito de plástico, o sea, compartieron su pobreza. Eso me conmovió profundamente.

Trabajas en cine, telenovelas, teatro.

Un productor, que me hizo un casting, recuerdo que me dijo: ¿Cuándo te comiste el parlante? En ese cuerpito, tremendo vozarrón. Me pidió que hiciera un texto y le hice un poema de Vallejo. Me contrataron para una miniserie, que se llamó EL PROCESO. Fue sobre la vida del APRA, hice el juez que por primera vez mete preso a Haya de la Torre. El actor que hizo de Haya de la Torre fue don Ricardo Tosso, el padre de Ricki Tosso, un extraordinario actor y buen amigo. Fatalmente, al terminar de grabar la miniserie, se fue de viaje a Colombia, allá le dio un infarto y murió Don Ricardo. Sentimos mucha pena por esa pérdida. Al año siguiente hice un cortometraje con un productor norteamericano, lo presentó a un festival de cine independiente y ganó el primer premio. Se llamaba: Un país de ficción. Luego ,una miniserie sobre las líneas de NAZCA. Allí trabaje con Reinaldo Arenas y Martha Figueroa, seguí haciendo teatro y me convocaron para trabajar con Francisco Lombardi en BAJO LA PIEL, película que ganó la concha de plata en el festival de San Sebastián en España. Luego me llamaron de Panamericana para hacer una telenovela e hice dos telenovelas: Canela y Gabriela. En una hice el papel de un hombre alcohólico, fue recontra difícil pero muy interesante y después películas con Miguel Barreda: Si te vi no me acuerdo y Sor Ana de los Ángeles.

También haz hecho teatro Loncco

Sí, con Antonio lo hemos hecho durante 23 años, incluso está en las redes y nunca nos pidieron permiso. Hemos tratado de rescatar los usos y costumbres del trabajador del campo, del loncco, trabajo que ha sido  muy reconocido y que lo hemos puesto en varias temporadas para la fiestas de Arequipa. Este año quizás no podamos porque Antonio está delicado de salud, pero ahora estoy metido en un monólogo.

¿De qué se trata?

Es un personaje que está un poco desubicado en la realidad pero que maneja conceptos muy precisos. Es un monólogo que va a sacudir a la gente que lo vea, porque es un abanico de los diferentes estados anímicos del ser humano, y he tenido la descabellada idea de hacerlo a beneficio de los niños y niñas del Colca. Lo estoy haciendo en el cultural peruano norteamericano. Con el producto de la taquilla vamos a comprar mantas de polar para llevarles a los niños y niñas, el costo de la entrada es 30 soles y pueden entrar dos personas con ella. La intención es, como te repito,  ayudar a los niños y niñas.

¿Qué te ha dado hacer teatro?

Es un mundo mágico, esto de la actuación. El teatro tiene que implementarse y hay que presionar al gobierno para que sea obligatorio en las escuelas desde la primaria. El teatro  sirve para que el ser humano se centre en este planeta y tome conciencia de que es un ser humano, que tiene que conservarlo y que a través del teatro, tiene que compartir no solamente emociones, vivencias,  sentimientos, sino le enseña a que sea solidario, que piense en el prójimo, para que se pueda entender. El teatro me ha dado la capacidad  de poder expresar todo ese cumulo de emociones que plasman los autores en sus obras. Creo que aún no logramos entender la grandeza de Shakespeare, por ejemplo, cada uno de sus personajes es un mundo interior profundo. Me encantaría hacer un personaje así, a mí me gusta ser cuidadoso, cuando construyo un personaje y, además, respeto mucho la opinión del director. Si me pide que me pare de cabeza, lo hago.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *