Arequipa: ¿Está en riesgo el Centro Histórico por el ingreso de buses del SIT?

La comuna señala que su medida aliviará la contaminación en el Centro Histórico de Arequipa. No obstante, especialistas señalan otros riesgos para la zona monumental de la ciudad.

Sociedad
arequipa centro histórico sistema integrado de transportes sit

El transporte público retornó al corazón del Centro Histórico. Tal como anunciara la Municipalidad de Arequipa, los buses de cinco empresas del Sistema Integrado de Transportes (SIT) iniciaron su paso por el eje vial Jerusalén – San Juan de Dios.

La medida, acompañada del cambio de sentido de vías y corredores segregados, provocó protestas de parte de comerciantes de las últimas cuadras de San Juan de Dios. Bloquearon el ingreso de los primeros vehículos del SIT, y la Policía tuvo que dispersarlos y escoltar las unidades.

Además del malestar de los vendedores, preocupa el impacto que esta disposición tenga en la preservación del patrimonio en la zona monumental. Tan solo una cuadra de distancia separará a los buses de espacios de valor histórico. Nos referimos a la Plaza de Armas, la Catedral y la Iglesia de la Compañía.

Varios de los cuestionamientos pasan por la contaminación que provocarían los buses. Existen una serie de “patologías” que la actividad humana provoca en los edificios de sillar del Centro Histórico. El agente recurrente en el deterioro es el smog que expulsan los vehículos con motores a base de combustión de hidrocarburos.

Cercado de Arequipa, con menos vehículos y menos contaminación

Desde hoy, el eje vial Jerusalén – San Juan de Dios servirá exclusivamente para el transporte público. Tanto los autos particulares, como los que prestan el servicio de taxi, quedarán exiliados de dicho corredor.

De acuerdo con el gerente del Centro Histórico, William Palomino, ambas calles soportaron flujos de hasta 400 unidades automotoras por hora durante el 2019. Con el corredor segregado, esta cifra se reducirá a solo 30 buses por cada 60 minutos. Es decir, el tránsito bajará de 7 vehículos cada minuto a uno cada dos minutos.

Con menor afluencia, la comuna asegura que habrá menores emisiones de residuos contaminantes. El año pasado, las mediciones sobrepasaban los 90 microgramos por metro cúbico, muy cerca a los 100 microgramos que la OMS fija como límite. Con las modificaciones, esperan no superar los 70 microgramos.

También habría disminución en la contaminación sonora en este tramo. Palomino indicó que esperan registros inferiores a los 60 decibelios. La mayoría de las arterias del Cercado tiene problemas con el ruido, que en muchos puntos sobrepasa los límites máximos permitidos.

Si bien se trata de factores positivos, existen otros aspectos que conllevan mayor riesgo para el Centro Histórico de Arequipa.

Presión comercial e inmobiliaria, el mayor peligro para Arequipa

La semana pasada, la Municipalidad de Arequipa dispuso el ingreso de cinco empresas de transportes a la zona monumental. De acuerdo con los titulares de las operadoras escogidas, cada una tendrá permitido circular con diez unidades por el eje vial.

Esto es posible en la etapa preoperativa del SIT. No obstante, cuando se de paso a la etapa oficial, los buses que circularán serán de mucha mayor envergadura que las unidades que desde hoy usan el corredor. También los superarán en capacidad, con aforos de hasta 110 pasajeros frente a los 60 que pueden transportar los que se encuentran en servicio.

El caudal de personas que trasladarán será el mayor condicionante de cara a la preservación de casonas y edificios con valor histórico o arquitectónico. Además que la comuna no tiene mediciones sobre el número de personas que entrará al Cercado. Así lo consideró el arquitecto Rodolfo Nicoli, jefe de la Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC).

“El más peligroso es que el paso de transporte público va a traer muchísima mayor cantidad de gente a estas calles. Eso automáticamente va a generar un cambio en la actividad comercial y una demanda por los locales de mayor fuerza. Esto significa que puede haber un cambio a los edificios patrimoniales también. Lo cual haría un daño terrible”, advirtió el especialista.

La presión inmobiliaria es el mayor “depredador” de las casonas del Centro Histórico. Sin ir más lejos, durante esta emergencia sanitaria se demolió parte de una de estas construcciones para dar paso a un centro comercial. Mientras que en el primer semestre del 2019 se destruyeron cuatro casonas para la misma finalidad.

Desde la comuna son conscientes del aumento a la demanda inmobiliaria que supone el paso de las unidades del SIT. En diversas ocasiones, el alcalde Omar Candia refirió que los predios por donde pasen los buses se revalorizarán.

¿En riesgo la denominación de Patrimonio Cultural de la Humanidad?

Cualquier daño que se produzca a la zona monumental traerá consecuencias. La denominación de la que goza Arequipa, de Patrimonio Cultural de la Humanidad, no es definitiva. Unesco está en permanente evaluación de ciudad y la protección de sus monumentos.

“El Ministerio de Cultura viene advirtiendo desde hace dos años que esto es altamente peligroso y que, si no tiene un control va a producir daños al centro histórico. Podemos correr el peligro de que nos quiten el título”, señaló Rodolfo Nicoli.

El ingreso de buses encendió las alertas en el Ministerio de Cultura. La DDC realizará visitas semanales a la zona, durante 2 o 3 meses. De detectar afectaciones al patrimonio, tomarán medidas para que se suspenda el servicio.

arequipa centro histórico sistema integrado de transportes sit protestas comerciantes san juan de dios

En tanto, la Gerencia del Centro Histórico hará lo propio, aunque al corto plazo. A pedido del alcalde Candia, por dos semanas realizarán el control de los edificios directamente afectados por el ingreso de buses. Con esa información evaluarán las acciones a tomar.

Daños colaterales en vías del Cercado

El paso de autos particulares y taxis en Jerusalén – San Juan de Dios traerá daños colaterales para las calles aledañas. Estas unidades deberán encontrar vías alternas para adentrarse al Cercado. Tanto en las paralelas como las transversales.

La Municipalidad de Arequipa trabaja en soluciones para estas arterias. El gerente de Transportes, Ricardo Lira, adelantó que en el próximo año presentarán planes para mitigar la congestión vehicular en vías como Salaverry.

En tanto, el paso de los buses en San Juan de Dios no será del todo óptimo para los peatones. El sentido será en subida desde Salaverry hasta Juan de la Torre. Por lo que los pasajeros deberán bajar justo a la zona demarcada para las ciclovías.

Sucede que la vía se diseñó para los buses de los troncales, que tienen puertas a ambos lados. Por lo que permitirán la bajada de pasajeros por el lado izquierdo. Allí se instalarán paraderos para los usuarios.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE