Viernes Santo en Puno: fieles acompañan a Cristo subiendo a los cerros más altos

Devotos llevan al Señor de la Caída al cerro Azoguini a 4,100 metros de altura. En Juliaca, ascienden en Vía Crucis a la cima del Huayna Roque

Sociedad
El Señor de la Caída una peregrinación tradicional del Viernes Santo en Puno.

Aunque las celebraciones religiosas por Semana Santa son inciertas en muchos puntos del país, por la pandemia y las medidas de bioseguridad, es probable que este año en Puno, como antes, se manifieste la fe católica y saquen a Cristo en procesión, como era costumbre.

Entre los diversos ritos y costumbres que se realizan en Puno en el Viernes Santo, está el de hacer oraciones en familia, en cada hogar. Se ofrece incienso en el bracero para luego, al mediodía, almorzar algunos platos típicos.

Al llegar la noche y hacia la madrugada, los pobladores suben en peregrinación al Cerro Azoguini, a 4,100 metros de altura. Acompañan al Señor de la Caída, una antigua imagen religiosa que representa el sufrimiento de Jesucristo cuando carga la cruz. Esta celebración solía congregar a cientos de fieles de diversas partes del Perú.

Todo empieza en la madrugada

Al promediar las cuatro de la madrugada, los devotos, encabezados por el párroco del Santuario de la Virgen de la Candelaria, se reunían para iniciar la escenificación del tradicional Vía Crucis. De allí salen y movilizan la sagrada imagen a través de 12 estaciones de la pasión de Cristo, ubicadas en las calles aledañas al templo, hasta llegar al cerro Azoguini, el más alto de la ciudad.

Normalmente el recorrido puede tardar unas dos horas, y mientras van subiendo, los devotos se congregan a entonar cánticos y rezan pidiendo por el bien de sus familiares y el perdón de sus pecados.

Cuando finalmente llegan al calvario, ubicado en la cima, los devotos encienden velas, recogen yerbas medicinales y construyen casas en miniatura a base de piedras, como un símbolo de buena suerte y con fe en que se haga realidad su deseo. Para muchos pobladores será así, porque creen que “los milagros” del Señor de la Caída se cumplen.

Cuando ya es de día, al promediar las nueve de la mañana, la peregrinación llega a su fin y la imagen se regresa al Santuario de la Virgen de la Candelaria, donde se celebraba una misa a las 3:30 de tarde como parte de las festividades por Semana Santa. La celebración de la pasión de Cristo continúa hasta la noche, cuando se realiza una última procesión por las principales calles puneñas. Y así termina el Viernes Santo.

En cada una estación se deposita una piedra en señal de que se pasó por allí, dejando pecados y sufrimientos.

En Juliaca se sube al Huayna Roque a 4,000 metros de altura

Desde la madrugada del Viernes Santo, en la ciudad de los vientos, los fieles suben al cerro Huayna Roque para colocar velas encendidas al pie del Cristo Blanco. Antiguamente lo hacían con el fin de recolectar hierbas y espinas, éstas últimas simbolizaban el sufrimiento de Cristo y la recolección se convirtió en un acto de fe.

Subiendo al Huayna Roque, había que llegar al cerro Espinal, nombrado así porque era allí donde crecían abundantes espinas; pero desde que se empezó a explotar el cerro, fue clausurado y ahora no hay espinas ni acceso al lugar. Actualmente, las espinas son compradas y colocadas en la puerta de ingreso de cada vivienda, con la finalidad de que el mal no ingrese al hogar.

En ambas ciudades, luego de bajar de los cerros, se adquieren las yerbas para curarse de los males que puedan aquejar los fieles. Entre otras, hierba buena, manzanilla, hinojo, salvia, hierba luisa, ideondilla o hierba santa, muña, valeriana, zarza parilla y muchas más. Además, como el Domingo de Ramos, se recogen cactus que puestos en la puerta protegen de malos espíritus. Y también es costumbre matar culebras en el cerro o en los campos, porque se dice que pertenecen al diablo.

El Búho, para más noticias de regiones, síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE