Parricidio en Arequipa: asesinos del menor cumplirán prisión preventiva

El parricidio ocurrió el pasado 13 de junio en el distrito de Cerro Colorado. Familiares piden pena máxima para la madre y pareja.

Seguridad
Parricidio en Arequipa

Un niño de cuatro años fue víctima de parricidio en el distrito de Cerro Colorado. Su madre, luego de arrepentirse, lo llevó a la posta de Yura alegando que había consumido veneno accidentalmente. Sin embargo, el menor presentaba lesiones en el cuello y el rostro. Luego de confirmar su fallecimiento, el personal médico alertó a las autoridades y la madre fue detenida como la principal sospechosa.

Este sábado, el juzgado de Investigación Preparatoria de Cerro Colorado dictó nueve meses de prisión preventiva para los autores del asesinato: la madre, Norma Guevara Ramirez (25) quien fue la primera detenida y Bruslee Alvis Guevara (26), su pareja. Según confesó Norma, el crimen lo planearon con Bruslee, su pareja y sobrino. Este último no soportaba al menor y lo consideraban un “estorbo” para su relación.

Ninguno de sus familiares sabía de su vínculo, ya que lo mantuvieron en secreto para evitar las críticas por su parentesco. Además, reveló que ya habían intentado asesinar al niño en abril, sin embargo movieron la fecha para el día del incidente. Contó que ocurrió en una casa alquilada en la Vía 54 de Cerro Colorado. La madre asegura que ya no quería llevar a cabo el plan, sin embargo su pareja estranguló al menor y le dio cápsulas de veneno que consiguió en la tienda. Luego, ella lo llevó al hospital, pero no pudo ser salvado.

Pareja y sobrino niega las acusaciones

Los detectives de Homicidios, llegaron a la tienda donde fueron compradas las cápsulas de veneno. El dueño del negocio reconoció a Bruslee Alvis, quien le dijo que iba a dormir a su mascota para que no sufra. El sujeto, quien fue detenido la tarde del miércoles por sector 15 de Apipa en Cerro Colorado, negó las acusaciones. El señaló que acompañó a Norma a comprar el veneno, pero que no estranguló al menor ni fue quien lo obligó a consumir la sustancia letal.

La madre será investigada por parricidio, y su pareja y sobrino por homicidio calificado. Su condena podría ser de 20 a 30 años de prisión. La familia del menor y de los involucrados en el crimen piden la máxima pena para ambos.

El Búho, para más noticias síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE