Anécdotas históricas: el tranvía de Yanahuara y Choquinaira, mi inolvidable amigo

"Un día Choquinaira me permitió viajar junto a él y como seguramente yo lo acribillaba a preguntas de cómo se manejaba el tranvía, no tuvo mejor idea que invitarme a manejar una llave con su supervisión"

Historia
tranvía-yanahuara

Fue inaugurada la línea de circunvalación a Yanahuara. A las 4 de la tarde del día de ayer se llevó a cabo la ceremonia del nuevo tramo de la línea del tranvía eléctrico a Yanahuara, comprendido entre la Avda. Bolognesi (antes Jorge Chávez) y la calle Misti permitiendo el servicio de circunvalación en el Distrito. En la inauguración estuvieron presentes el Subgerente de la Empresa del Tranvía Sr. Jorge Bedoya Forga, el Sr. Inspector de Tráfico y Rodaje del Concejo Provincial, autoridades del Distrito de Yanahuara y numerosas otras personas. En el terminal
de la línea a la calle Misti, el Subgerente del tranvía tomó la palabra para hacer entrega del nuevo servicio al Alcalde del Concejo Distrital de Yanahuara, Sr. José Salas, el cual agradeció por el nuevo impulso que representaba la implantación del nuevo servicio. (E. P. 27 Julio. 1940).

No puedo dejar de referir que entre mis 8 y 10 años de edad viví en Yanahuara, para más señas en la calle Misti 111, en un departamento de los altos del segundo patio de la casa así numerada. Entonces, estamos hablando de 1953 y 1955. Era un pasajero frecuente del tranvía, con pase escolar para ir a mi Escuela Normal de Varones que quedaba en la Calle San Agustín, esquina con Sucre. En mis frecuentes como inolvidables viajes en tranvía hice amistad (la amistad que un mocoso puede tener con una persona mayor) con un motorista (conductor de tranvías). A mi amigo el motorista, sus compañeros de trabajo le decían Choquinaira (tal vez se apellidaba Choque Neira).

Un día Choquinaira me permitió viajar junto a él y como seguramente yo lo acribillaba a preguntas de cómo se manejaba el tranvía, no tuvo mejor idea que invitarme a manejar una llave con su supervisión. Lo hice, y me sentí viejo y capaz de “manejar” un tranvía. La cosa se convirtió en una costumbre que realizaba las tardes que me tocaba Choquinaira en la conducción. Esa licencia se daba Choquinaira cuando íbamos por la Avenida Bolognesi, en que la línea del tranvía era recta y con pocos paraderos, y él aprovechaba para tomar el té que su señora le entregaba envuelta en tela a manera de merienda (en alguno de los paraderos de la ciudad).

Después de esas emocionantes experiencias en que me sentí “motorista” del Eléctrico, lo vi de año en año hasta cuando Choquinaira llegó a ser chofer de los buses que pusieron los ex tranviarios. No creo que Choquinaira viva, pero le agradezco su temeridad.

(En las citas textuales de esta obra se respeta la ortografía de los originales para que se conserven los usos tradicionales )

Juan Guillermo Carpio Muñoz
Texao. Arequipa y Mostajo. La Historia de un Pueblo y un Hombre
Tomo VIII. Pags. 12 – 13

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE