Chincha es un chinche

El periodista no solo no reconoció su error sino que, empoderado por las cámaras, pretendió que Torres reconociera que, "un poco sí, le patinaba el coco"

Picotazos

Desde que volvió a Canal N, donde inició su carrera profesional, el periodista Jaime Chincha parece haber adquirido una pose autosuficiente y moralizadora que no parece corresponder a sus méritos reales. Con buena sintonía en el canal RPP, Chincha había cosechado diversos elogios por una postura mas o menos independiente de la línea editorial de la radio, cercana al fujimorismo; pero su pase a Canal N ha venido acompañado de un alineamiento sin restricciones al evidente propósito de esta televisora de buscar una vacancia presidencial.

Es así que el pasado jueves, en entrevista al ministro de Cultura, Alejandro Salas, se expresó con desprecio y soberbia de Aníbal Torres. Evidentemente fuera de sus casillas, el presidente dle consejo de Ministros llamó al canal N y le increpó a chincha sus expresiones. El periodista no solo no reconoció su error sino que, empoderado por las cámaras, pretendió que Torres reconociera que, “un poco sí, le patinaba el coco”. Ante ello, el aludido lo llamó “periodista vulgar” y Chincha le cortó el teléfono.

Aunque ambos se excedieron en el incidente, resulta proporcionalmente más censurable la actitud del periodista que hace de catón ante un hombre que le dobla la edad; y además es una autoridad en el Estado peruano. Su ensañamiento contra éste y otros personajes del gobierno no guarda relación tampoco con el sustento que proporciona a sus dichos; pues parecen respaldados únicamente en el poder mediático que tienen con encargos específicos de sus jefes.

Adicionalmente a este incidente, Chincha ha sido muy criticado por celebrar las burlas clasistas del imitados Carlos Álvarez hacia la primera dama, Lilia Paredes.

Ya en el pasado, la periodista Claudia Cisneros lo describió como servil a las órdenes de los jefes. Otros colegas han hecho notar su envanecimiento, como en el incidente con Torres, que no tienen justificación desde la ética periodística.

En este caso, Jaimito no sabe todo. Especialmente que ha perdido credibilidad y simpatía.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE