La larga historia del indulto a Fujimori y su presencia en elecciones

Recuento de la participación de Keiko Fujimori para impedir que su padre Alberto Fujimori logre el indulto que ahora ofrece, de ganar las elecciones

Política Avatar
Alberto y Keiko Fujimori

Las últimas declaraciones de la candidata presidencial y lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, sobre que indultaría a su padre Alberto Fujimori, de ganar las elecciones, causaron revuelo. Otros candidatos a la presidencia se han pronunciado criticando el anuncio, hubo comentarios y memes de los ciudadanos y también algunas voces a favor. La novedad ha logrado también, revivir los hechos que se dieron alrededor de este pedido.

Porque el indulto propuesto por la hija del expresidente Alberto Kenya Fujimori, es un tema de larga data. Según diversos analistas, ha sido usado por la dos veces candidata a la presidencia con fines políticos y de conveniencia personal, más que para lograr la real liberación o cambio de condiciones carcelarias de su padre. Fujimori está sentenciado a 25 años de prisión por los delitos de homicidio calificado y secuestro agravado, condena que culminará el 10 de febrero de 2032.

El 6 de noviembre del 2005, cuando Fujimori es detenido en Chile, luego de permanecer cinco años en Japón, se inicia la ruta del indulto para el expresidente. Mientras permanece recluido en las instalaciones de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional del Perú, se da paso al “mega juicio” de la Sala Penal Especial de la Corte Suprema. El 7 de marzo del 2009, la Sala Penal Especial de la Corte Suprema le dicta la sentencia final condenándolo a veinticinco años de prisión.

Primeros intentos de indulto fueron en el 2012

Los cuatro hijos del preso expresidente Fujimori, Keiko Sofía, Hiro Alberto, Sachi Marcela y Kenji Gerardo, entregaron el 11 de octubre del 2012 una petición de indulto humanitario al Ministerio de Justicia en Lima. La solicitud fue evaluada por la Comisión de Gracias Presidenciales, que presentó su informe al Ministerio de Justicia. De allí lo trasladan y entregan al entonces presidente Ollanta Humala, para que pueda o no seguir la recomendación dada.

El reglamento de la Comisión, indica que corresponde un indulto y el derecho de gracia por razones humanitarias, solo en caso de enfermedades terminales. También cuando las enfermedades se encuentren en una etapa avanzada, progresiva, degenerativa e incurable. Y cuando las condiciones carcelarias pongan en grave riesgo la vida, la salud, y la integridad de la persona.

Ollanta Humala niega dos veces el indulto a Fujimori

Alberto Fujimori

Ocho meses después, el 7 de junio del 2013, Ollanta Humala le niega el indulto humanitario a Fujimori. Esto, porque la Comisión de Gracias Presidenciales que evaluó el caso, no recomendó la concesión del indulto. El ministro de Justicia de la época, Daniel Figallo, dijo que negaron el indulto porque “Fujimori, que cumple una condena de 25 años por crímenes de lesa humanidad, no padece de una enfermedad terminal”.

Tres años más tarde y a solo dos días de dejar la presidencia, el 26 de julio del 2016, Humala le niega nuevamente el indulto a Fujimori. La familia del ex dignatario solicitó esta gracia el 22 de dicho mes. «No voy indultar a Alberto Fujimori, si no tengo las recomendaciones de la Comisión de Indultos que tomará en promedio 2 meses y medio. (Por lo tanto) ya no me corresponde».

Kuczynski tenía la posibilidad de indultar a Fujimori

Con la decisión de Humala le correspondía al electo presidente, Pedro Pablo Kuczynski, resolver la solicitud de indulto. Esto, pese a que Kuzcynski ya había adelantado opinión diciendo que no iba a otorgar el indulto a Fujimori. No obstante, señaló que sí promulgaría una norma, promovida desde el Congreso, que planteara el arresto domiciliario para personas de avanzada edad y con problemas de salud.

La victoria de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) para ocupar la presidencia del Perú, se consideró un triunfo del antifujimorismo. Kenji Fujimori también es electo congresista por Fuerza Popular, mientras su hermana, quien vuelve a perder las elecciones, quedó en funciones partidarias. Estaba al mando del Comité de Disciplina de dicho partido.

Kenji Fujimori logra el indulto de su padre

Justamente, ya sea por su postura contraria al partido o por su hermana, Kenji comenzó a recibir sanciones disciplinarias. Con otros ex fujimoristas, forma entonces el grupo conocido como los “Avengers”. Pero Kenji ya se había fijado la meta de sacar a su padre de la cárcel.

Es así que, en diciembre del 2017, por un intercambio -para nada honroso- entre la abstención al votar por la vacancia contra el presidente PPK y el indulto a Fujimori, logra que su padre quede libre el 24 de diciembre y tenga un arresto domiciliario. Esto hace que se posicione como otro líder del fujimorismo, del lado del padre. Keiko expulsa del partido a su hermano y difunde los videos denominados “Kenjivideos” o para otros los “Keikovideos”. En ellos puede verse a miembros del partido oficialista negociando favores a cambio de los votos necesarios para impedir una vez más, la nueva moción de vacancia de PPK. Finalmente, ante la presión del partido Fuerza Popular y la ciudadana, Kuczynski renunció.

Indulto queda sin efecto

Tras diez meses de arresto domiciliario, el 3 de octubre de 2018 se determina que Fujimori regrese a prisión para cumplir su pena. ​Pero aduciendo que se encontraba mal de salud, permanece internado en una clínica local durante 113 días.

Además de una apelación -tras la anulación del indulto que otorgó Kuczynski-, el bloque de Kenji Fujimori en el Parlamento presentó un proyecto de ley. Con ésta se buscaba la liberación anticipada para reos mayores de 80 años.

Luego, fue la congresista Yeni Vilcatoma quien presentó un proyecto para enviar a Alberto Fujimori a su casa. La Junta de Portavoces del Congreso de la República la exoneró de pasar por comisiones. El propósito de la ley era “tutelar la dignidad, integridad física, mental, física y salud de los adultos mayores y de las personas con discapacidad. Específicamente para las que se encuentren con pena privativa de libertad y que se cumpliría mediante vigilancia electrónica circunscrito en una jurisdicción”. La Ley Nº 3533 fue aprobada con 55 votos a favor, 30 en contra y 2 abstenciones el 11 de octubre de 2018. Sin embargo, el Ejecutivo la observó y devolvió al Congreso aduciendo que se trataba de una ley con nombre propio.

Retorno a prisión

Finalmente, el 23 de enero de 2019 Fujimori sale de la clínica. Es trasladado nuevamente al penal Barbadillo, en Ate donde estuvo internado del 2007 a 2017 antes de ser indultado. El expresidente recibió el alta de la Clínica Centenario luego de que una junta médica del Instituto de Medicina Legal lo evaluara. Ellos determinaron que “está estable y que puede recibir tratamiento para sus dolencias”.

Fue la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de Justicia, máxima y última instancia del Poder Judicial, la que revisó el indulto por razones humanitarias otorgado a Fujimori. En una resolución de 225 páginas deja sin efecto el indulto humanitario otorgado el 24 de diciembre de 2017, por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski. Explica las irregularidades en el trámite administrativo, la falta de motivación de la Resolución Suprema Nº 281-2017-JUS. Así también explicaba el incumplimiento de las obligaciones internacionales asumidas por el Estado peruano. «Este indulto vulnera el derecho de acceso a la justicia de las víctimas y favorece a la impunidad de graves violaciones a los derechos humanos».

Así, el sociólogo peruano Víctor Perales, dijo en 2018 a la BBC Mundo que la ruptura entre los hermanos Fujimori dejaba en evidencia los conflictos de intereses en el movimiento fujimorista. «Kenji apostó por liberar a su padre, mientras Keiko esperaba lograr un reposicionamiento político con la salida de Kuczynski». Palabras que han cobrado nueva vigencia por las recientes declaraciones de Keiko Fujimori.

El candidato presidencial Julio Guzmán del Partido Morado, señaló que el indulto al expresidente de la República, Alberto Fujimori, es un insulto a todos los peruanos. Calificó de egoísta a Keiko Fujimori por poner en agenda este tema durante la crisis que se vive en el país por el coronavirus.

“Ahora que están muriendo miles de peruanos, el 50% de la población ha perdido el empleo y estamos en una crisis económica y de salud increíble, que venga una candidata a ponernos en agenda el indulto a su papá, me parece egoísta”, declaró Guzmán.

Asimismo, Daniel Salaverry candidato por Somos Perú cuestionó la decisión de Keiko Fujimori de querer indultar a su padre, pese a que en 2011 y en 2015 reiteró que no lo haría. «El cambio de decisión de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, por indultar a su padre Alberto Fujimori es un claro cálculo político”.

Salaverry recordó que Keiko no estaba a favor de promover un indulto para su padre debido a un temor de que “le quite el partido”. Lo que está buscando es “el voto duro del fujimorismo”, por lo que su única bandera sería promover la excarcelación de Alberto Fujimori.

Por su parte Daniel Urresti dijo que el anuncio de Keiko Fujimori, sobre que indultaría a su padre si es electa mandataria, es una estrategia de campaña. Quiere ganar votos de aquellos que pueden todavía sentir algún cariño por Alberto Fujimori”. «Es por culpa de ella que Fujimori no está libre. Recordemos que ella prefirió que siga preso e inclusive botó a su hermano Kenji del partido”, sostuvo.

En el 2018, la exlegisladora de Fuerza Popular, Maritza García, acusó a Keiko Fujimori y a la agrupación naranja de haberse opuesto al indulto concedido al exmandatario en diciembre de 2017 por Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

El secretario general de Fuerza Popular, Luis Galarreta, aseguró que la candidata tiene todo el respaldo de su organización política para indultar a su padre en caso triunfe en las elecciones generales del 11 de abril. El ahora candidato a la vicepresidencia indicó que su partido siempre ha buscado la salida del exmandatario por el lado del Poder Judicial y constitucional. Sin embargo, lamentó que «estos esfuerzos han quedado en nada».

También refirió que hoy en día hay una cercanía entre Keiko Fujimori y Alberto Fujimori, a pesar que meses atrás hubo un distanciamiento político. “Él la aconseja, claro no a cada rato, por lo menos ella recibe algunos consejos y el respaldo del presidente Fujimori», afirmó.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE