¿Por qué la Marina de Guerra no alertó a tiempo sobre oleaje anómalo?

Reacción tardía de Dirección de Hidrografía y Navegación investigará PCM. ¿Son suficientes las estaciones mareográficas en litoral peruano?

Nacional
Tras la violenta erupción del volcán submarino en Tonga, el Perú sufrió fatales consecuencias por los oleajes anómalos que originó.

El Perú es el único país en el mundo que ha reportado dos muertes a consecuencia de los oleajes anómalos producidos en todas las costas del Pacífico, tras la erupción del volcán submarino en Polinesia, el Hunga Tonga-Hunga Ha’apai, uno de los más fuertes producidos en los dos últimos siglos. Mientras que Ecuador y Chile advirtieron a sus ciudadanos de un posible tsunami, en nuestro país, la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra, no emitió ni siquiera una alerta por los oleajes anómalos que podían producirse.

Por las pérdidas humanas, además de los daños materiales ocasionados a viviendas, negocios y pistas, en algunos balnearios y también el derrame de petróleo con graves consecuencias ambientales, la presidenta del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez, anunció que pedirá un informe a la Marina. Esto a fin de conocer los criterios que adoptó esta institución para no emitir a tiempo las alertas de tsunami, tal como lo realizaron Ecuador y Chile. Dijo que luego de revisar la información, se podría iniciar una investigación “para determinar si existen personas responsables en que se haya emitido tardíamente esta alerta”, dijo.

“En nuestro país ha habido una alerta, efectivamente, pero solo de oleaje anómalo. Queremos revisar por qué esta alerta no se difundió a tiempo (…) Hemos pedido por intermedio del Ministerio de Defensa (a la Marina) que nos aclaren y establezcan en un informe cuáles son las razones y criterios de manejarlo así”, anunció Vásquez.

Marina informó un día después sobre oleajes anómalos

Como se sabe, la violenta erupción del volcán de la isla Tonga, se produjo en la madrugada del sábado 15, a las 00:27, hora local. Al promediar las 4 de la tarde de ese día, la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú, responsable del Sistema Nacional de Alerta de Tsunamis; y por lo tanto, único organismo responsable de emitir las alarmas contra este fenómeno natural, señaló: “este evento no genera tsunami para Perú”.

“Luego de un análisis y evaluación a través del Centro Nacional de Alerta de Tsunamis de esta Dirección, se comunica que este evento no genera tsunami en el litoral peruano. Esta información fue recibida por el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico. Se mantendrá en constante vigilancia dicho evento”, informó.

Es más, la jefa del Centro Nacional de Alerta de Tsunamis, Lorena Márquez Ismodes, hizo un llamado para no alarmar a la población con falsas alertas. Y aclaró que, “al momento, no hay una alerta de tsunami en el litoral peruano, tras la erupción volcánica registrada en la región de Tonga, en Oceanía”. “No existe una alerta de tsunami, no hay que alarmar a la población. Seguimos monitoreando los niveles”, indicó. 

Sin embargo, al promediar las tres de la tarde se conoció diferentes ocurrencias en las playas del Perú. La más grave, la muerte de dos mujeres en la playa de Naylamp en Lambayeque, los daños materiales y el derrame de petróleo cuando una nave italiana estaba cargando el combustible de la Refinería La Pampilla, en Ventanilla, Lima.

Cierran puertos como medida preventiva recién el domingo

Un total de 54 puertos, playas y caletas de todo el Perú están cerrados como medida preventiva por las erupciones volcánicas en Tonga. Así lo informó este lunes el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional del Indeci. Precisó que fueron cerrados los terminales multiboyas Punta Arenas y Negritos. Así como los muelles Híbrido MU2 y de carga líquida de Petroperú, pertenecientes al litoral norte.

En la misma situación se encuentran las caletas Culebras, Vidal, Tambo de Mora, San Andrés, La Puntilla, El Chaco, Lagunillas, Laguna Grande; los puertos Huarmey, Chico, Supe Cerro Azul; Punta Lobitos; el terminal multiboyas Paramonga; los terminales portuarios LNG-Melchorita, Paracas, PetroPerú, y el terminal marino Pisco-Camisea (Pluspetrol), todos de la costa centro.

En tal sentido, recomendó a toda la población costera y personas que realizan actividades portuarias, pesqueras, deportivas y de recreo, adoptar las medidas de seguridad necesarias “para evitar accidentes y/o daños personales y materiales”.

Los puertos del Perú permanecen cerrados para prevenir consecuencias de nuevos oleajes anómalos.

¿Qué fue lo que falló en el sistema de alertas?

El Perú cuenta con una red mareográfica que está conformada por diez estaciones tipo radar de muestreo al segundo. Este registro es promediado al minuto y transmitido en tiempo real vía GPRS. Están ubicadas en las localidades de La Cruz, Talara, Paita, Salaverry, Chimbote, Callao, Pisco, San Juan, Matarani e Ilo.

Estas estaciones forman parte del Sistema Nacional de Alerta Temprana de Tsunamis y pronóstico de inundaciones debido a bravezas de mar; actualmente esta información es de libre acceso. Así se cumple con los compromisos adquiridos en facilitar la integración de los Centros de Alerta de Tsunamis del Pacífico. Y en general, a la comunidad científica interesada.

Según dijo el jefe del Departamento de Oceanografía de la Marina, capitán de corbeta Giácomo Morote “sí comunicaron a las autoridades correspondientes sobre lo que podía ocurrir. Es importante resaltar que hay dos variables que no se han tomado en cuenta. La primera es que al momento que se constató la salida del mar coincidió con la altura del nivel medio más alto del día. Y lo segundo es que es una playa que está a nivel del mar, lo que contribuye a tener un evento de estas características”.

Perú cuenta con alta tecnología para prevenir tsunamis después de un terremoto

En el año 2016, Japón donó al Perú un moderno sistema para alertar por televisión de la posible llegada de un tsunami, además de ocho mareógrafos para hacer seguimiento de estos fenómenos naturales al que ambas naciones están expuestas por su ubicación geográfica.

Luego, el Perú cuenta con siete sistemas de radiodifusión de alerta de tsunami que junto a los ocho mareógrafos -valorados en seis millones de dólares- debían instalarse a largo de la costa peruana. Estaban previstos para la ocurrencia de fuertes terremotos con amenaza de tsunamis.

«Gracias a este sistema, cuando ocurra un terremoto con amenaza de tsunami, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) alertará al Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y a la Marina a cargo de los mareógrafos para medir con exactitud el tiempo en que la ola gigante impactará en la costa», dijo a la prensa el ingeniero Marcial García del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional.

Esta información permitirá alertar a la población a través de la televisión, así esta se encuentre apagada. «Aparecerá en los canales de televisión, mediante un cintillo donde se dice qué zonas son las más críticas y a dónde se tiene que evacuar», agregó; y explicó que Perú es el segundo país en el mundo que cuenta con esta tecnología, después de Japón.

Hasta ese momento, la alerta de tsunamis en el litoral peruano se daba por teléfono, radio o internet.

De modo que cabe preguntar, ¿qué fallo en el sistema y por qué no se dio una alerta en el presente caso?

El Búho, para más noticias sobre Arequipa, síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Los comentarios están cerrados.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE