¿La nueva normalidad? Países de Europa eliminan el uso de mascarillas al aire libre

La evolución de la pandemia ha permitido que varios países del viejo continente eliminen el uso de la mascarilla en espacios exteriores.

Internacional

Han pasado dos años desde que la pandemia de Covid-19 puso en vilo a todo el planeta. Según el último reporte epidemiológico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 5.7 millones de personas han fallecido a nivel mundial hasta el momento, y solo en Europa, 1.7 millones. Sin embargo, la evolución de la pandemia ha permitido que varios países del viejo continente eliminen el uso de la mascarilla en espacios exteriores.

La alta tasa de vacunación y el descenso de contagios han permitido que se pueda controlar, en esta parte del mundo, la sexta ola que la variante ómicron ha causado. Europa está lista para retroceder con las medidas estrictas.

Dinamarca fue el primer país de la Unión Europea en levantar todas las restricciones. Desde el pasado martes 1ro de enero, no solo ya no es obligatorio en espacios exteriores, sino también en interiores. Además, no se necesita tener el pasaporte de vacunación en bares, restaurantes y estadios y se eliminó el aislamiento obligatorio para los contagiados. Empero, esto no significa que el país haya erradicado el coronavirus, todo lo contrario. Pero de esto hablaremos más adelante.

A los daneses se han ido sumando otros países del continente, los que también han declarado no obligatorio el uso de la mascarilla. Entre ellos, Francia, Reino Unido, Portugal, Andorra, Bélgica, Polonia, Hungría, Alemania, España, Finlandia, Irlanda, Países Bajos, Austria e Italia. Al parecer, eliminar la mascarilla como restricción se ha vuelto contagioso.

Explicando la situación de cada país europeo

La mascarilla no es solo una medida de protección ante un posible contagio, de hecho, es el símbolo de la pandemia. Ahora parece estar cada vez más alejada de la vida diaria de millones de europeos. Es importante saber qué medidas se van tomando en el resto del mundo, aquí te contamos cómo es la situación en cada país de Europa.

En Italia, las personas podrán estar sin mascarilla al aire libre, pero se mantendrá la obligación de llevarla dentro de los lugares cerrados como restaurantes, cines, teatros, gimnasios y en los transportes públicos. El ministro italiano de Sanidad, Roberto Speranza, explicó que todos los ciudadanos deberán llevar una mascarilla consigo para poder utilizarla en exteriores si hay mucha gente aglomerada.

Siguiendo la línea de países que se acaban de unir a estas nuevas medidas, tenemos a Francia. El país galo ha puesto en vigor este miércoles 2 de febrero una serie de restricciones. También deja de ser obligatorio el teletrabajo para los empleos donde era posible, aunque su Gobierno lo sigue recomendando. Asimismo, si no se puede mantener una distancia de un metro en ambientes libres, se debe usar mascarilla.

De hecho, el último en subirse al coche ha sido España. Tras sendas discusiones en el Gobierno español y el descenso de casos de contagios, se ha modificado el decreto por el que, a partir de este miércoles, las mascarillas dejarán de tener que utilizarse en exteriores. Y claro, aun así, la variación de restricciones como horarios, aforos o el pasaporte Covid, dependen de cada una de las 17 comunidades autónomas de la nación.

En España se ha modificado el decreto por el que, a partir de este miércoles, las mascarillas dejarán de tener que utilizarse en exteriores.

Tanto en Alemania como en Austria, la mascarilla de tipo FFP2 es obligatoria en transportes, pero no es necesario usarla al aire libre. Por otra parte, en el país germano las cuarentenas para vacunados serán más cortas y el pasaporte Covid será sustituido por test negativos.

Suecia ha anunciado este 9 de febrero que eliminará todas las restricciones vigentes por la pandemia debido al alto porcentaje de población vacunada y a la menor peligrosidad de la variante ómicron. Uniéndose así a sus vecinos nórdicos Finlandia, Noruega y Dinamarca. Aunque, como lo dije al principio, el caso de este último país, es algo más complejo.

La actual tasa de infección de Dinamarca es más alta que cualquier otro país del mundo, excepto uno: Palau. Según Michael Bang Petersen, investigador y asesor del gobierno danés, el Covid-19 en el país ya no es socialmente crítica. Esto debido al descenso de los ingresos de pacientes a UCI y una considerable reducción de las estancias hospitalarias. Medidas atribuidas por expertos como consecuencia de su alto nivel de vacunación. El 81% de la población tiene dos dosis y el 61% ha recibido la dosis de refuerzo.

Clientes en el mercado de pescado de Torvehallerne en Copenhague, Dinamarca, el martes 1 de febrero de 2022. A partir de ese día ya no es obligatorio llevar mascarilla en cualquier lugar público.

Los casos de Covid-19 han bajado pero la pandemia sigue

El panorama pinta alentador, pero sin afán de ser pesimista, mejor hablemos de cifras. La OMS ha informado que la cifra de contagios cayó en un 17% en la última semana. Lamentablemente, las muertes subieron 7% en todo el mundo. En la semana que va del 31 de enero al 6 de febrero, el reporte mostró más de 19 millones de casos nuevos y unas 68 mil nuevas muertes.

“La prevalencia de la variante ómicron ha aumentado en todo el mundo y ahora se detecta en casi todos los países. Sin embargo, muchos de los que reportaron un aumento inicial del número de casos debido a esta variante, han reportado ahora un descenso en el número total de casos nuevos desde el principio de enero de 2022”, informó la OMS.

La misma entidad hizo énfasis en que las vacunas eran en su mayoría efectivas para impedir que se desarrolle una enfermedad grave de la variante. Por ende, si se aplican correctamente las políticas de vacunación, más países podrían unirse a este retroceso de restricciones. La pregunta ahora es: ¿Latinoamérica está lista para estas medidas? o en todo caso ¿El Perú está listo?

¿Estamos listos para dejar de usar mascarilla?

Párrafos arriba, comentaba que la mascarilla era el símbolo de la pandemia. Pues no solo es eso, prácticamente es un estilo de vida. Uno de los pocos países latinoamericanos en implementar esta medida fue Argentina. No obstante, ante el incremento de casos, se regresó a usar la mascarilla.

Según Alexis Holguín, director de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública (DGIESP), estas disposiciones no serán eliminadas. No solo la vacunación está retrasada, sino que el sistema de salud, a pesar de estar fortalecido, es deficiente aún. Lo más probable es que el número de casos aumentaría exponencialmente y los hospitales colapsarían.

“En algunos países el retiro de las mascarillas ha sido una medida muy apresurada, y tenemos que ver cuál es impacto de esta decisión en ellos y cuáles son las recomendaciones internacionales. Todos queremos volver a la normalidad, pero estas decisiones tienen que darse tomando en cuenta la evidencia científica y las recomendaciones de entes internacionales”, declaró Alexis Olguín para el diario El Comercio.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE