Estas son todas las denuncias que pesan sobre Alejandro Soto Reyes, nuevo presidente del Congreso

Representante del Cusco ganó con la lista del fujicerronismo. Tiene una larga lista de denuncias en el Poder Judicial y Ministerio Público. Investigaciones abiertas hasta por participar en un grupo armado.

- Publicidad -

El nuevo presidente del Congreso de la República es Alejandro Soto Reyes. Nació en Cusco. Tiene 48 años y también tiene, 55 carpetas abiertas en la Fiscalía, por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, estafa, abuso de autoridad, usurpación de funciones, entre otros. Es el presidente que postuló la lista del fujicerronismo.

Además, es vocero de Alianza para el Progreso en el Parlamento, la bancada que acumula el mayor número de congresistas denunciados por presuntos recortes de salarios a los trabajadores de sus despachos, los denominados “mochasueldos”.

Soto Reyes está como imputado en 59 casos, la mayoría de estos, 57 son de Cusco, su ciudad natal y a la que representa en el Congreso. De estos, 55 están abiertos, según el registro total de casos a los que tuvo acceso El Foco. Estos expedientes fiscales van de junio del 2000 hasta diciembre del 2022.

Casos de estafa

Una de las carpetas abiertas data desde marzo del 2018. Es una investigación contra Soto por estafa y apropiación ilícita común. La empresa de transportes Waynapicchu SA acusó a Soto por incumplir con el contrato para la elaboración de los estatutos de la empresa. Soto cobró 5 mil soles, el 50% del contrato, por el servicio, pero nunca entregó el trabajo.

La otra denuncia por estafa es por la venta de un terreno a Waynapicchu SA, empresa a la que asesoraba en ese momento por 53 veces más de lo que había pagado. Además, Soto no dijo la verdad a la empresa sobre el tamaño del predio. Lo consignó como de un área de 879 metros cuadros, pero en realidad, tenía solo 640 m2.

Al electo presidente del Congreso se le imputó por falsificación documentaria, enriquecimiento ilícito, peculado y abuso de autoridad. Y entre noviembre del 2005 y junio del 2022, se le abrieron carpetas de investigación por los delitos de falsedad genérica, falsedad ideológica y corrupción de funcionarios públicos.

Denuncia abierta por participación en grupo armado

Una de las denuncias que más llama la atención en el expediente de Soto es la del 8 de agosto.Se le investiga en la Primera Fiscalía Superior Penal de Cusco por su “participación en grupo armado dirigido por extranjero para actuar en territorio nacional”.

Todo indica que por su hoja de vida, Alejandro Soto haya tenido que “defenderse” y por eso tiene en sus registros judiciales, 14 querellas contra periodistas. “Cuatro son contra Miguel de La Cruz (Qosqo Times); cuatro contra Ronald Cal­vo (Qosqo Times); tres contra Ka­rerina Bayona (CTC); una a Víctor Gutiérrez (CTC); y una respectiva­mente para Yessica Bazalar y Car­los Carrillo de Cusco en Portada”, reportó “Perú21”, el pasado 19 de junio.

Soto Reyes, abogado de profesión. Se inscribió en el partido de Acuña recién en septiembre de 2020. En su última hoja de vida presentada al JNE, Soto –quien ejercía en Cusco como conductor de noticias– declaró dos sentencias, una del 2014 por indemnización de daños y perjuicios por inejecución de obligaciones, por cobros indebidos que realizó cuando era regidor del distrito de Santiago.

Otros casos de difamación

Para el 2013, al ahora presidente del Congreso, lo sentenciaron a un año de pena reservada y al pago de S/10.000 de reparación civil. Por incurrir en el delito de difamación agravada en contra de un coronel de la Policía Nacional destacado en la comisaría de Cusco, según un informe de OjoPúblico.

También informó en su hoja de vida, en anotaciones marginales, que lo querellaron en tres ocasiones por el mismo delito. Debido a los mensajes que propala en su condición de conductor de un programa de televisión local.

Contra la paz pública y falsedad

Esto también originó que la Procuraduría Pública Regional del Cusco lo denunciara penalmente por los delitos contra la paz pública y falsedad. Al difundir en su programa información inexacta relacionada con la pandemia.

Los hechos se dieron en mayo del 2020 cuando en plena pandemia, Soto Reyes denunció sin pruebas el entierro de 16 cadáveres. Esto, en una fosa común del cementerio de Huancaro, en el distrito de Santiago, dejando entrever que fallecieron por el covid-19. Pero en realidad eran cadáveres NN, no identificados.

El Colegio de Periodistas de Cusco sacó un comunicado, diciendo que la información no cumplía con los principios básicos de la profesión. Como son, evitar el sensacionalismo, el pánico y la zozobra en la población por lo que la Procuraduría lo denunció.

“En su defensa, el postulante dijo a OjoPúblico que su caso está en investigación fiscal, y que nunca causó alteración del orden público. “Por informar al pueblo, me han denunciado (…) La gente saca sus conclusiones, es la interpretación que ha podido hacer la gente. Yo soy el conductor del programa. No hago reportajes, y allá quién interprete a su modo”, dice en el mismo informe sobre Soto Reyes cuando era candidato al Congreso que ahora presidirá.

Síguenos también en nuestras redes sociales:    

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube

Autor

- Publicidad -

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias