La lucha contra el Coronavirus depende de todos

Columnista invitado Eduardo Abril

Los científicos están encontrando que no es posible detener la propagación del nuevo strain del coronavirus, pero sí es posible mitigar su avance, con lo que se puede reducir su impacto sustancialmente. Para ello se requiere la colaboración de todos, utilizando una estrategia que se llama «mitigación de la comunidad para prevenir la influenza pandémica«.

lucha contra coronavirus

publicidad

Se nota que el COVID-19 se propaga muy rápidamente entre los humanos, por varias razones: el virus se transmite con facilidad (somos infectados fácilmente), todavía no hemos desarrollado resistencia a este virus (no hay vacunas)  y lo transmitimos sin saberlo (aun sin presentar síntomas). Luego, se estima que entre el 60% al 80% de la población mundial podría contraer la infección.

La mayor complicación es que el número de enfermos en una población aumenta exponencialmente (en muy corto tiempo), al punto que excede largamente la capacidad de atención de los sistemas de salud, haciendo que los hospitales colapsen por el súbito aumento de la cantidad de pacientes.

El objetivo debe ser entonces disminuir el número de contagios en un periodo de tiempo, para que la tasa de infección sea más gradual y le dé más tiempo de atención a los hospitales. Así, a la larga, el número de infectados será probablemente el mismo, pero podrán ser atendidos durante un periodo de tiempo mucho más largo. 

PUEDES VER:  El acuerdo de Escazú y las crisis por atender

La Organización Mundial de la Salud está ahora recomendando “medidas de distanciamiento social”  para mitigar el rápido avance del coronavirus. Las medidas de distanciamiento social incluyen el evitar la reunión de grandes grupos de personas, cerrar edificios y también cancelar eventos; debemos suspender algunas de nuestras costumbres y actividades por algún tiempo; incluyendo el reducir nuestra exposición a otras personas como familiares, compañeros de trabajo o amigos; no darse la mano, no abrazarse, no besarse en la mejilla, no beber del mismo vaso, conversar a metro y medio de distancia, además de, por supuesto, lavarse bien las manos y cubrirse la boca al estornudar o toser.

Desde anoche la NBA ha suspendido su campeonato hasta nuevo aviso porque uno de los jugadores del equipo Jazz de Utah dio positivo al coronavirus COVID-19.  Todos los jugadores del Jazz han acatado una cuarentena y se discute si la misma medida se aplicará a los equipos que enfrentaron a los Jazz en los últimos juegos. La medida se ha dado para proteger a los jugadores, sus familiares y público en general en “tiempos de incertidumbre”.

PUEDES VER:  El acuerdo de Escazú y las crisis por atender

Por último, no hay tiempo que perder, estas acciones deben ser adoptadas ya.

publicidad

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE