El calvario de las deudas bancarias, la nueva cruz de los usuarios

El drama de las deudas bancarias, los altísimos intereses y la indefensión de los deudores afectados por la pandemia.

Sociedad Avatar

Cuando el coronavirus llegó al Perú. La reprogramación de deudas fue una sugerencia que el Gobierno lanzó al primer mes de haber iniciado la pandemia. Según Martín Vizcarra, esta opción iba a dar facilidades a los deudores peruanos para poder reprogramar los préstamos que tenían con distintos bancos. Pero tal como dice la norma, tan solo era una sugerencia. En la realidad, no pasó.

Deudas bancarias

Hasta julio de este año, Indecopi recibió más de 20,000 reportes contra el servicio bancario y financiero. Entre las infracciones más recurrentes se encuentran la reprogramación de créditos y aplicación de intereses. Así también los cobros indebidos, reembolso de dinero, servicios no idóneos vinculados a AFP, cobros de créditos vencidos, entre otros. El Banco de Crédito, Interbank, BBVA, Banco Falabella y Scotiabank, son las entidades que más quejas presentan.

Sin embargo, también estarían incluidas las cooperativas y cajas. Cabe precisar que esta lista corresponde al periodo 16 de marzo y 5 de julio del presente año. Hasta octubre de este año se estima que las quejas se hayan incrementado en un 15%.

Historias que comparte una gran parte del Perú

La historia de David Murillo es parecida a la de miles de peruanos. Él tenía su taller y se dedicaba a la confección. Era un cliente que pagaba puntual sus deudas, sin demora. Por lo que se le permitió acceder a un fondo hipotecario para una casa propia. Parecía que todo iba a marchar bien, su hijo en una universidad privada, una casa nueva, su taller trabajando. Pero llegó el coronavirus.

“Pensamos que esta pandemia iba a pasar, reprogramé la deuda que tenía a cuatro meses, aceptando los intereses que me ponían. Mi deuda era 230 mil soles, pero cuando me hicieron la reprogramación, mi deuda capital ya no era ésa, sino había incrementado a 236 mil soles. Aun así, acepté. Cuando vi que la pandemia no pasaba, fui a pedirles que me esperen, lamentablemente fueron intransigentes”.

David Murillo – Empresario
Deudas bancarias Asociación de Deudores Financieros

Scotiabank llamaba a David constantemente para decirle que su deuda se incrementaba y que se le iba a considerar como un deudor moroso. La entidad bancaria había olvidado que David era un cliente excelente. Sus deudas ahora no solo son por su préstamo hipotecario, sino también con la universidad privada de su hijo. Pese a ello, David no se ha dejado vencer, insiste en que no se va a dejar pisotear y que, si le toca ir a litigar, lo hará con la frente en alto. 

El 10 de setiembre, Arequipa registró una protesta que terminó con heridos por perdigones. Era la Asociación de Deudores Financieros (ADEF), una agrupación que nació en Cusco desde mayo y que actualmente cuenta con 2 mil miembros. Yurmet Machaca, la representante de la asociación en Arequipa, comenta que al principio los miembros pedían el congelamiento de deuda por 12 meses. Pero el problema se agudizó desde entonces.

“Estas famosas reprogramaciones que dicen que son una ayuda, son todo lo contrario. Porque si una persona que debía 10 mil soles, ahora debe estar pagando, solo en intereses hasta 15 mil soles. Las exhortaciones que hizo las SBS a los bancos no han hecho más que reírse de ella. Nos dicen que ellos son una entidad privada y que el Estado no tiene injerencia. Cuando llegó el presidente aquí, nos dijo lo mismo, nos han dejado a la deriva”.

Yurmet Machaca – representante de la Asociación de Deudores Financieros en Arequipa
Asociación de Deudores Financieros protesta

Yurmet comenta que, lamentablemente, los familiares de muchas de estas personas, también han contraído coronavirus, lo que les obligó a realizarse más préstamos para adquirir los implementos necesarios, como balones de oxígeno o medicinas.

“El hostigamiento es terrible. Lamentablemente donde se ve más abuso, aunque usted no lo crea, es en las cajas, microfinanciares y cooperativas. Han ido a las casas de los deudores a amenazarlos con embargos. Tenemos 5 casos de suicidio por este tema, porque la presión era demasiada, los llamaban hasta 20 veces, prácticamente era un acoso. Hemos tenido que intervenir mandando notificaciones notariales a estas entidades”.

Yurmet Machaca – representante de la Asociación de Deudores Financieros en Arequipa

Ella ratifica que en ningún momento estas personas se han negado a pagar, “pero no van a permitir la usura que estas entidades están codiciando injustamente”. Testifica que, por ser vocera de esta asociación, ha sido amenazada hasta en 4 oportunidades por números desconocidos que pertenecían a teléfonos públicos.

El banco «no es tu amigo»

Para Federico Cárdenas, presidente de la Asociación en Defensa de los Consumidores, el problema más grave que tienen los deudores es que aún consideran que los bancos son sus amigos.

“Una cosa es lo que dice la norma y otra cosa es lo que un grupo de personas puedan pensar. La SBS no puede decirle a los bancos cuánto deben cobrar ¿Por qué? Porque si intervendría por los préstamos, también se afectaría los depósitos o ahorros que tienen las personas y por el que el banco les paga interés”

Federico Cárdenas, presidente de la Asociación en Defensa de los Consumidores
Fotografía: Federico Cárdenas

Cárdenas explica que uno de los problemas recurrentes es que las personas deudoras, es que no tienen en claro el verdadero significado de un préstamo crediticio.

“Lo que tiene que existir, es que una persona que no tiene cultura financiera, el banco no debería darle una tarjeta de crédito. Hoy día, a cualquier persona se les da una tarjeta de crédito, hasta por internet. Se les llama y les dicen que tienen una línea de crédito por 20 mil soles, y que vayan a recogerla. Eso debe cambiar”.

Federico Cárdenas, presidente de la Asociación en Defensa de los Consumidores

El afirma que, de 10 personas, 5 están endeudadas. Y que antes de la pandemia existía un 2% de deudores cuyos créditos no podían ser pagadas. Ahora con la pandemia existe un 4% que nunca va a poder pagar esas deudas. Él es enfático en la mala gestión que los bancos tienen al otorgar grandes créditos a personas que tienen deudas hasta en 3 bancos diferentes.

Mientras el Gobierno continúa exhortando, los bancos continúan cobrando. El hostigamiento de las entidades bancarias ha sido tan extremo que han orillado a algunos deudores a pensar en decisiones radicales. Después de 6 meses en que ellos siguieron cobrando intereses, se ha aprobado un proyecto de ley que promete poco, pero puede tardar aún en implementarse.

El Congreso aprobó un proyecto consensuado presentado por el Ejecutivo para avalar a pequeños deudores ante los bancos, a cambio de reprogramar deudas. Pero no se habla de los altos intereses que tienen establecido. Entre tanto, las entidades bancarias seguían enviando notificaciones y recordatorios con intereses incluidos.

Subscribe to our newsletter!

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE