Voluntaria brinda orientación vocacional a jóvenes quechuahablantes

Cuando Lesly regresó a su comunidad por la pandemia y al ver que los niños ya no quieren hablar quechua por temor al qué dirán, quiso ser parte de la solución.

Mural Avatar

Lesly Paraguay de la Cruz es una joven que difunde el quechua a través de la educación que imparte a niños y jóvenes que no están seguros de lo que desean estudiar, o no conocen el mundo laboral. Ella, junto con otros cuatro profesionales, fundaron el proyecto Illari Quechua. El proyecto consiste en dictar charlas de orientación vocacional virtuales a niños y jóvenes quechuahablantes, con el fin que conozcan el mundo laboral y las oportunidades de desarrollo, sin dejar de lado su lengua materna.

«Illari Quechua nace desde la conversación reflexiva de un equipo de jóvenes interesados en brindar talleres de orientación vocacional a jóvenes quechuahablantes que no podrían acceder fácilmente a estas oportunidades. Les hablamos en su lengua materna para reivindicar la identidad cultural”

Lesly Paraguay de la Cruz fundadora de Illari Quechua

La iniciativa de Lesly surgió a raíz de su experiencia personal. Ella nació en el centro poblado de Pichiu, distrito Andaymarca, de la provincia Tayacaja, en Huancavelica. Toda su educación la concluyó en quechua, a partir de los 17 aprendió a hablar español lo que le costó en un principio.

“Me costó bastante aprender a hablar castellano, pero lo hice leyendo muchos libros y escuchando atentamente. Al inicio tuve problemas, me daba vergüenza hablar porque lo hacía mal”.

Lesly Paraguay de la Cruz fundadora de Illari Quechua

Desde el 2020 se ha convocado a más de 100 voluntarios profesionales y especialistas, quienes dictan charlas de orientación vocacional. Actualmente el proyecto llegó al centro poblado de Huaranhuay y a la comunidad de Trujipata, en Apurímac. Afortunadamente, tanto jóvenes, como padres de familia y niños se conectan para escuchar a los especialistas.

El quechua también se enseña

Como un punto más a favor del proyecto y para financiarlo, Illari Quechua también enseña quechua a quien quiera aprender. “Para mí el no enseñarlo sería como cortar las alas al picaflor y pedirle que vuele”, indica Lesly.

El proyecto ha tenido buena acogida en las comunidades, donde en su mayoría desconocían las oportunidades que otorga el estado, como Beca 18 de Pronabec. De esta manera, ellos podrán estudiar con el fin de mejorar la situación del lugar en el que viven.  

Subscribe to our newsletter!

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE