Arequipa: ¿Cómo se prepara la región para enfrentar la tercera ola de la covid-19?

Según autoridades de salud de Arequipa se hará el esfuerzo de vacunar a la mayor cantidad de población. También ampliarán la capacidad hospitalaria y asegurar el suficiente suministro de oxígeno.

Regional
Arequipa: ¿Qué medidas se tomarán para intentar frenar una tercera ola de la covid-19?

Mientras Arequipa sumó más de 6 mil 600 defunciones por la pandemia, las autoridades de salud aprobaron el plan que ejecutarán para intentar contener la tercera ola.

Este plan consiste fundamentalmente en continuar el proceso de vacunación, cada vez a grupos más jóvenes. El desafío es tener vacunados al menos al 80% de la población entre noviembre y diciembre. Actualmente, el avance de vacunación contra la covid-19 alcanza solo al 38.5%; eso significa que 497 mil 586 personas han recibido ya las dos dosis.

Igualmente, se prevé aumentar la capacidad de respuesta del sistema hospitalario enfocándose principalmente en la atención de los menores. En estos momentos este es el grupo más vulnerable al no haber recibido ninguna vacuna. Los esfuerzos se centrarán en equipar con más ventiladores, camas y plantas de oxígeno los nosocomios y centros de salud, en especial el hospital Covid Arequipa.

También se planea mejorar el sistema de vigilancia genómica de nuevas variantes del virus SARS CoV 2. Hasta el momento se han detectado cepas como la Delta y Ganma, que son variantes de preocupación. Además, en las últimas semanas se ha identificado tres casos de la nueva variante Mu, pero sigue siendo predominante Lambda.

Las estrategias para afrontar una tercera ola en Arequipa

El plan regional considera un escenario moderado y uno severo, sostuvo el director de Salud de las Personas de la Gerencia de Salud Arequipa, Ruperto Dueñas. Entre las causa y factores de riesgo está la presencia de nuevas cepas, el avance de la vacunación y, por último, la fatiga pandémica. Este último relacionado al tiempo que ha permanecido la población sin poder trabajar, sin hacer actividad física y estar en aislamiento.

“No hay una reactivación económica y esos factores hacen que estemos previendo un escenario moderado y uno severo. Pero mucho va depender del comportamiento de la población”, dijo.

Asimismo, la región pretende aumentar la capacidad de procesar muestras diarias en el laboratorio referencial, que actualmente analiza 300 muestras diarias. El Instituto Nacional de Salud (INS) envió una unidad móvil para apoyar el trabajo, pero el equipo será retirado a finales de mes, según el plan, por lo pedirán que permanezca en la ciudad.

También se ha gestionado el envío de isotanques para el hospital covid Arequipa. “Se conversó con el Minsa y ya están adquiridos. Lo que falta son los accesorios y otros insumos que necesitan su instalación”, informó el director. A su vez se adquirirán concentradores de oxígeno y plantas de oxígeno en Chivay y Punta de Bombón. En global, se requiere un presupuesto de 36 millones de soles para continuar con las actividades de prevención de la pandemia.

Hospitales se adecuan para atender pacientes

Los principales hospitales Honorio Delgado del Minsa y Carlos Alberto Seguín Escobedo de Essalud se alistan para recibir la avalancha de pacientes que se prevé empezarán a llegar entre finales de setiembre y principios de octubre. En el caso del hospital Honorio Delgado, el subdirector Gustavo Tohalino, señaló que han gestionado la adquisición de un isotanque de 20 mil m3 para almacenar oxígeno y una nueva planta de oxígeno. En cada piso se contará con equipos de rayos X y se abrirá 38 camas más de alto flujo, fuera de las 38 que actualmente disponen.

De igual manera, se implementará una UCI Pediátrica con 6 a 7 camas debido a que se ha pronosticado que lleguen menores de edad en esta oleada. También se ha habilitado el primer piso del nosocomio para hospitalizar hasta 50 pacientes y esta área será para los menores.

Entre tanto, en Essalud se ha anunciado la compra de plantas de oxígeno para los hospitales y la adquisición de camas UCI pediátricas. El hospital Carlos Alberto Seguín Escobedo será el que trate a los pacientes, mientras que el hospital III de Yanahuara servirá para estabilizar a los enfermos. De acuerdo al pediatra Hugo Calderón, se espera que el grupo más afectado sean entre los 12 y 30 años, por lo que la meta es habilitar de 8 a 10 camas UCI, además de las 2 que disponen en el hospital central.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE