Congreso: descartan prescindir contrato de lujoso bufé para congresistas

Patricia Chirinos dijo que "todos tienen derecho a comer rico". Aseguró que ella no suele comer en el comedor del Congreso.

- Publicidad -

El Congreso, llamado por varios legisladores “el último bastión de la democracia”, está envuelto en un nuevo escándalo que los congresistas quieren minimizar. Un reportaje ha expuesto el costo de la alimentación de los congresistas, desde los días previos al fallido golpe de Estado de Pedro Castillo. La gestión de Jose Williams modificó el contrato que se suscribió en febrero del 2022 y lo elevó a más de 2 millones de soles.

La modificiación de la adenda “Contratación de concesionario para comedores y cafeterias, así como las atenciones de eventos oficiales y protocolares del Congreso de la Republica” cambia el desayuno, almuerzo y cena. Opciones que antes oscilaban entre 4 y 10 soles, ahora cuestan de 30 a 80 soles por congresista. ¿Cuáles son los eventos oficiales? Son los plenos del Congreso. Eso significa que solo en un día de sesión plenaria los peruanos desembolsan 25 mil soles en la alimentación de los representantes del pueblo.

Hasta el momento se han realizado 18 plenos, por lo tanto el Congreso ha gastado aproximadamente 444 mil soles en alimentación, solo en dos meses. El parlamentario por Renovación Popular, Alejandro Muñante, dijo que el bufé solo se caracteriza por traer menús variados, pero no necesariamente implica que sean costosos. Sin embargo, el contrato especifica que los alimentos deben ser de primera calidad. Solo pechugas, filetes y lomo sin grasa, bocaditos salados y dulces, 6 tipos de panes, entre otros, se consumen a diario.

Si no comen, no hay cuestiones

Eso sí, cada congresista cuestionado ha defendido la contratación del lujoso bufé. Es el caso de la parlamentaria Patricia Chirinos, quien dijo que “todos tienen derecho a comer rico”. Aseguró que ella no suele alimentarse en el comedor del Legislativo. Con esa premisa el representante Carlos Anderson le restó importancia al contrato porque “él casi ni come”. Alejandro Soto y Hernando Guerra dijeron lo mismo.

El oficial mayor del Congreso, José Cevasco, justificó el contrato indicando que los alimentos son perecibles y su precio siempre varía. Dijo que el convenio está sujeto a cambios y argumentó que el costo del bufé cubre el refrigerio de los periodistas que asisten a los plenos. Sin embargo, en el reportaje, personal del comedor mencionó que los almuerzos son exclusivos para congresistas.

El presidente del Legislativo también justificó el bufé asegurando que antes de la pandemia había el mismo servicio. Ambos dijeron desconocer si se va culminar con el contrato.

El Búho, para más noticias síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Autor

  • Pamela Zárate M.

    Periodista y editora audiovisual. Culminó sus estudios en la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa y se ha especializado en periodismo digital gracias a la formación de Google Adsense, Google News Initiative y la Fundación Gabo.

    Ver todas las entradas
- Publicidad -

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias