“We Are The Night” revisitado

"Chemical Brothers fue lo más vanguardista y avanzado en 1995, con ese inolvidable disco de lujo que fue “Exit Planet Dust”. No sólo estaban reinventando el Big Beat, sino que estaban señalando un sendero por el que la música electrónica transitaría las siguientes décadas"

- Publicidad -

Fue tan maravillosa la irrupción de los Chemical Brothers en nuestro mundo juvenil a mediados de los noventa que, después, en la década siguiente, miramos con ojos suspicaces los nuevos proyectos de la banda y casi que no le perdonamos el artefacto digital frío que fue “Push the Button” en 2005 y este “We Are The Night” de 2007.

Es que, en verdad, se podrá decir una y mil veces y siempre se dirá poco que Chemical Brothers fue lo más vanguardista y avanzado en 1995, con ese inolvidable disco de lujo que fue “Exit Planet Dust”. No sólo estaban reinventando el Big Beat, sino que estaban señalando un sendero por el que la música electrónica transitaría las siguientes décadas con calma y comodidad. El compilado “Singles 93 – 03” daba cuenta de ese estado de gracia en que vivían entonces Tom Rowlands y Ed Simons. Pero, precisamente porque estaban en un nivel superlativo, los Chems no miraron a su alrededor y no percibieron que la electrónica se decantaba por lugares un poco más inhóspitos que las discotecas de Londres y Manchester. En 1999, el “Play” de Moby ya avisaba. En 2000, el “Since I Left You” de Avalanches ya advertía. Pero Chemical Brothers decidió apostar por lo que siempre habían hecho, una vuelta de tuerca más.

Y, claro, el tema es que son buenos, son muy buenos: nadie dirá que “We Are The Night” es un disco malo. Con él, Orbital se podría construir una carrera sólida. Pero es repetición de viejos códigos, guiños a fórmulas que funcionaron y que ahora están revestidas de un sentido pop que hace que el disco parezca -por momentos- música de dominio público. Es doloroso pasar pista tras pista y no encontrar eso que te hacía delirar y que lo encontrabas tan fácilmente en “Exit Planet Dust”, en “Dig Your Own Hole”… ¡en “Surrender”!

Por supuesto, cada vez que suena “Burst Generator” (por ejemplo) todavía tienes fe y te meces suavemente al son de las luces de neón y de la artificialidad del nuevo milenio. Han pasado dieciséis años, mucha agua ha corrido bajo el puente. Los Chems siguen en la brega, lanzando discos grandiosos que corremos a comprar con entusiasmo… Pero a veces, bajas un poco las luces, pones (uno tras otro) los cuatro primeros discos y te gustaría quedarte en ese fantástico territorio de los noventa, con la convicción de que no hubo un tiempo mejor.

Síguenos también en nuestras redes sociales:    

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube

Autor

- Publicidad -

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias