Ministra Urteaga sería interpelada por ordenar el ingreso del grupo extremista ‘La Resistencia’ al Mincul

Anuncio lo hace congresista Isabel Cortez. Destituyen a viceministro de la Interculturalidad y directora renuncia por "convicciones profesionales"

- Publicidad -

La congresista Isabel Cortez (Cambio Democrático) anunció este martes que presentará una moción de interpelación contra la ministra de Cultura, Leslie Urteaga. Esto, “por ser gestora” del encuentro que el propio ministerio hizo público entre representantes de la cartera y el grupo extremista La Resistencia.

“Procederemos con la interpelación de la ministra de Cultura y aplicar responsabilidad política por ser gestora directa de dicha reunión. ¡No podemos ser tolerantes con la violencia, ni con quienes la promueven!”, refirió Cortez.

Como se sabe, el último lunes 10, a través de la cuenta de Twitter del sector Cultura, se conoció el encuentro entre los presentes se encontraba el líder de La Resistencia, Juan Muñico Gonzales (alias ‘Maelo), y el entonces viceministro de Interculturalidad, Juan Reátegui Silva.

El presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola, al anunciar la salida de Reátegui Silva dijo: “quiero ser muy enfático en deplorar cualquier iniciativa que pretenda normalizar una situación de violencia producida por personas o por agrupaciones que agreden a la dignidad y a la seguridad de cualquier ciudadano. En esa misma perspectiva, el Gobierno ha dispuesto la salida del viceministro de Interculturalidad”, dijo a los medios.

Además descartó la salida de la ministra Urteaga, pese a que ella ordenó la publicación del siguiente comunicado, solo horas antes, defendiendo el encuentro.

Funcionaria renunciante aclara a ministra y deslinda de su gestión

Sin embargo, poco más de una hora después, Diana Álvarez, presentó su renuncia irrevocable al cargo que tenía dentro de la Dirección General de Ciudadanía Interculturales. Dio a conocer que la reunión con el grupo extremista no la convocó su equipo y que los recibieron por orden de la ministra.

En su misiva dice, “los retos que afronta esta dirección general, desde mi punto de vista teórico, obligan a tomar distintas decisiones y estrategias que difieren de las formas en las que usted y su equipo están impulsando al sector. La reunión de ayer con La Resistencia no fue convocada por mi equipo, en tanto que no existe ningún caso de discriminación étnico racial que haya sido puesto en conocimiento por los canales oficiales del servicio Orienta”, se lee en el escrito.

Diana Álvarez dijo que “se comunicó a la alta dirección que un encuentro con el grupo social no representaría un caso de discriminación étnica racial, como le correspondería a su directorio”. Y refirió además que otros funcionarios habrían permitido el ingreso de los integrantes de ‘La Resistencia’ para atender sus requerimientos. Sería los funcionarios de la Oficina de Comunicaciones.

“Pusimos en conocimiento de la alta dirección nuestra posición, a través de la ficha técnica que se nos solicitó completar. A pesar de ello, durante el transcurso de otra reunión hicieron pasar a los integrantes de La Resistencia para atender el requerimiento de su despacho y de la oficina de comunicaciones“, aclaró.

La funcionaria concluyó su carta afirmando el respeto que tiene hacia la cartera. Pero, dejó en claro que se vieron melladas sus “convicciones profesionales” con la actual gestión.

¿Cómo fueron los hechos?

Mientras el presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola, anunciaba la destitución del viceministro de Interculturalidad, Juan Reátegui, por su reunión con el , la directora del programa Sectorial IV del Ministerio de Cultura (Mincul), Diana Álvarez, presentaba su renuncia irrevocable al cargo que tenía en la Dirección General de Ciudadanía Intercultural, expresando su rechazo a esta medida. En su carta, da a conocer algunos entretelones de esta controversia.

Casi simultáneamente, la ministra Leslie Urteaga, desde Ucayali, salía en defensa de la reunión bajo el argumento de que las entidades del Estado “son de todos y todas” y que no se debía “cerrar puertas”.

“Creemos que para cambiar actitudes tenemos que escucharnos. Si rechazamos o decimos que no podemos conversar, también desde el Estado estamos cerrando puertas. Las entidades del Estado son de todos y todas, eso ha sido”. Aunque agregó que en el Mincul no se avala “actos de violencia”.

Dijo también que atendieron una “solicitud hecha por ese grupo a través de las redes. Como lo hacen muchas personas. El ministerio de Cultura atiende, orienta, verifica si es que hay o no alguna problemática relacionada a nuestra competencia como es la lucha contra la discriminación y el racismo. Se les escuchó como a todos, se les ha atendido y eso ha sido”.

Síguenos también en nuestras redes sociales:    

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube

Autor

- Publicidad -

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias