Hablando de fraude, recuerdan el “huanucazo” en gobierno de Alberto Fujimori

Historiador Héctor Huerto Vizcarra recuerda el “Huanucazo”, el intento de fraude del fujimorismo que fue develado el 5 de abril de 1995

Política
fraude fujimorista
Víctor Joy Way, Vladimiro Montesinos y Horacio Cánepa

Tal como lo precisa en su Twitter personal, el historiador Héctor Huerto Vizcarra, “si se habla de fraudes, los fujimoristas teniendo a Vladimiro Montesinos de asesor, saben muy bien cómo realizarlos”. Recordó así, cómo Víctor Joy Way buscaba su reelección y tener una votación mayor a la de Martha Chávez, allá por el año 1990.

“Si hablamos de fraudes, los fujimoristas (con Montesinos como asesor) saben muy bien cómo realizarlos. No olvidemos el Huanucazo, el intento de fraude que fue develado el 5 de abril de 1995”, escribió.

Y recuerda la historia de cómo su padre, el abogado Héctor Huerto Milla, fue el que denunció toda esa operación.

“Recordemos que, si bien es cierto el gobierno de Fujimori gozó de mucha popularidad con el cierre del Congreso en 1992, el referéndum que aprobó la Constitución de 1993 tuvo un limitado margen de diferencia (menos del 5%) y con severas sospechas de fraude electoral”, señala en un hilo.

Mi padre, el abogado Héctor Huerto Milla, con 36 años, fue elegido diputado por Huánuco en 1985 con la máxima votación de esa circunscripción electoral. Para 1990, pese al desastre del gobierno aprista y a la oposición de su dirigencia nacional, logró reelegirse, dice en un hilo de 15 tuits.

Víctor Joy Way quería ganarle a Martha Chávez

Víctor Joy Way, entonces pieza clave dentro del Congreso Constituyente Democrático (CCD) controlado por Fujimori, buscaba su reelección en el nuevo Congreso tras las elecciones de 1995. Para ello quería asegurar una votación superior a Martha Chávez y ser así elegido como presidente del nuevo Congreso.

Así se empieza a fraguar el fraude, que implicó obtener material electoral y tranzar con distintos operadores políticos para asegurar el rellenado de las actas y el cambio por las verdaderas actas de sufragio en Huánuco y en otras regiones del país.

En Huánuco el operador político de Joy Way era Alberto Nieves, entonces asesor del congresista fujimorista Pablo Tello. Nieves estuvo en coordinación con el personero legal de Cambio 95, Pablo Arroyo, y con el candidato Oriol Mendoza, alcalde de la provincia de Dos de Mayo.

De acuerdo al relato, Nieves además coordina toda esta operación de fraude con el candidato del Partido Popular Cristiano (PPC), Horacio Cánepa, vinculado a casos más actuales de corrupción: https://idl-reporteros.pe/fiscalia-arbitrajes-odebrecht-coimas-horacio-canepa/

Para las elecciones de 1995, Huerto Milla decide no postular y es nombrado personero legal del APRA en Huánuco. El día 4 de abril, una personera del APRA, Lucinda Aguilar le informa a mi padre que habían sido contactados por Nieves y Cánepa para sumarse al fraude electoral.

“Los encuentran con las manos en las actas”

Es así que Huerto Milla coordina con Lucinda Aguilar para que se infiltre dentro de toda la operación de llenado de actas en blanco. El primer día de llenado de actas se produjo en las instalaciones de la Academia San Agustín, Jr. Dos de Mayo 617, con presencia de Nieves y Cánepa.

“Al día siguiente, mientras Lucinda Aguilar se infiltra en el nuevo local, mi padre coordina con el presidente del Jurado Electoral de Huánuco para que intervenga ese local con apoyo policial y de la fiscalía. Los encuentran con las manos en la masa, digo, actas”, escribe.

El nuevo local donde estaban fraguando actas de sufragio estaba localizado en Jr. Abtao 432, que era la casa del entonces congresista fujimorista Pablo Tello. En el local encuentran miles de actas en blanco, llenadas y en proceso de llenado para favorecer a Fujimori.

Se quería que las actas fraguadas favorecieran a Fujimori para la presidencia (entre 65-80 votos x acta) y al Congreso los votos se repartirían entre 45-55 votos preferenciales para Joy Way y entre 35-45 votos para Oriol Mendoza.

El fraude se hacía también en Miraflores en Lima y Tarapoto

Los que fueron atrapados en pleno proceso de fraude confiesan que se estaban realizando similares operaciones de fraude en otras localidades del país como Miraflores (Lima) y Tarapoto. Sin embargo, nunca explican cómo obtuvieron el material electoral.

Tampoco detallan cómo realizarían el intercambio de actas electorales de las mesas de votación de distintas provincias de la región Huánuco. En menos de 48 horas llega a Huánuco la fiscal de la Nación Blanca Nélida Colán con la misión de desactivar toda investigación.

Finalmente, Nieves asume toda la culpa del fraude y exculpa a Joy Way, Cánepa, Mendoza y Tello y la testigo principal del caso termina siendo involucrada en el proceso como una forma de amedrentamiento. De hecho, estuvo presa 8 meses injustamente.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE