La lenta destrucción del patrimonio en el centro histórico de Arequipa ante la pasividad de las autoridades

Un promedio de 15 a 20 atentados al patrimonio arquitectónico sufre la ciudad cada año. Modificaciones indiscriminadas y demoliciones sin licencia son advertidas cuando ya no hay nada que hacer y el deterioro continúa.

- Publicidad -

La burocracia y la falta de reacción inmediata de las autoridades parecen ser las principales amenazas que enfrenta el centro histórico de Arequipa. Como respuesta a los atentados contra el patrimonio, solo hay procesos administrativos sancionadores y penales que sostiene el Ministerio de Cultura contra los responsables. Según el director de la oficina desconcentrada de Arequipa, Harold Loli, son 10 procesos abiertos hasta la fecha, por faltas y atentados contra el patrimonio y centro histórico.

Sin embargo, son innumerables las denuncias sobre modificaciones mayores y menores en casonas del centro histórico, sin autorización. Tanto el ministerio de Cultura como la municipalidad de Arequipa son los entes que regulan y autorizan las intervenciones, otorgando las licencias y permisos. Aunque, para la realización de cualquier proyecto, se necesita además la aprobación de una Comisión Técnica para Habilitaciones Urbanas y para Edificaciones.

Esta comisión la integran un delegado Ad Hoc en la especialidad de arquitectura que representa al Ministerio de Cultura, delegados de las gerencias municipales y representantes de los colegios de arquitectos e ingenieros. Según la gerenta de centro histórico, Sandra Ali, en esta comisión no participa ningún representante de su gerencia.

Suscríbete al Resumen de la Directora

* campos requeridos
Obra en la calle Puente Bolognesi de remodelación al interior de una casona, a menos de una cuadra de la plaza de armas de Arequipa.

¿Quién protege al centro histórico?

La tarea de preservación y protección no solo recae en una dependencia. Es un trabajo multisectorial que se ve obstaculizado por la burocracia administrativa y la organización de las dependencias. Por ejemplo, y aunque es una tarea preventiva, los operativos inopinados se realizan cuando algún propietario ya realizó alguna modificación o demolición.

Aunque ninguna entidad lleva un inventario, son numerosos los casos a lo largo de los años, pese a que los arequipeños conocen que las edificaciones del Centro Histórico son reconocidas como Patrimonio Cultural de la Humanidad y deben ser protegidas.

Un caso ejemplar es el de la Calle San Juan de Dios 210, Posada de San Juan, donde se realizó una obra en el segundo piso de la casona, que no contaba con licencia. El administrador negaba las alteraciones y la modificación de mas de 60 metros cuadrados de infraestructura. Tras un operativo inopinado, fue paralizada, pero ya era tarde.

Otro, en la obra de la calle Jerusalén 215, donde se realiza una remodelación completa de una casona. Este proyecto, si bien cuenta con licencia, en su momento se tuvo que paralizar por afectar una de las paredes de la casona contigua que pertenece al colegio de abogados, además de tener quejas por ruidos molestos y polvo.

Operativo inopinado en la obra de la calle Jerusalén 215, se paralizó la obra con exhortación municipal y se encuentra en proceso de evaluación. foto: MPA

Un tercer caso, en la calle La Merced frente a la fiscalía, es objeto de un proceso penal por delito contra el patrimonio en la modalidad de atentado contra monumentos. En esta casona se realizaron obras sin licencia que afectaron la estructura del inmueble declarado como patrimonio. Este caso lo lleva el Ministerio de Cultura en el Poder Judicial.

(para cualquier obra) deben solicitar las licencias, porque están en un lugar que tiene unas condiciones únicas (…) para conocimiento de la población. Si voy a hacer una intervención menor se solicita licencia al ministerio de Cultura, si realizo una demolición o remodelación es a la gerencia de Desarrollo Urbano

Sandra Ali Linares, gerente de la gerencia de centro histórico de la municipalidad de Arequipa

Delitos y atentados contra el patrimonio de Arequipa

Solo de 2019 a 2020, la gerencia de Centro Histórico reportó más de 40 predios con modificaciones que no tenían licencia ni autorización. En 2023, la gerencia ha identificado alrededor de 15 modificaciones al patrimonio que no cuentan con licencias y están a la espera de la dependencias competentes para su fiscalización.

Las investigaciones por faltas y atentados por caso de intervención al patrimonio del centro histórico pueden durar de 6 meses hasta 1 año. En este proceso han intervenido tanto el ministerio de Cultura, como la municipalidad con la gerencia de Administración Tributaria para las sanciones. Aunque la dependencia que está en contacto directo con las edificaciones, la de Centro Histórico, no tiene facultades sancionadoras, solo reguladoras o de control.

El 97% de edificaciones del centro histórico son de propiedad privada. Por lo cual, bajo el amparo de la norma técnica a.140 del Reglamento Nacional de edificaciones y la ordenanza municipal 115, los propietarios pueden realizar intervenciones menores (conexiones eléctricas, pintados, etc.) o mayores (remodelaciones o demoliciones) de acuerdo a esas normas y leyes, previa licencia municipal y aprobación de la comisión técnica.

Además, el valor de renta en el centro histórico es incalculable. Según el arquitecto William Palomino, especialista en preservación y patrimonio, el valor de renta del centro histórico cerca a la plaza de armas ronda los 1200 soles por metro cuadrado. A este valor se añade las oportunidades que dan los flujos de comercio y tránsito. El profesional comenta que se realizan mínimo 100 mil viajes por día al centro de la ciudad. Este flujo añade una presión inmobiliaria para sacarle el máximo provecho a cada metro cuadrado de inmuebles próximos al cercado y, por lo tanto, buscan su modificación o intervención.

Casona de la calle La Merced 421 en aparente estado de abandono desde hace más de 10 años.

Si la casona o edificio es abandonada, lo más probable es que se destruya. Mayormente los edificios no son reutilizados para preservar el patrimonio, sino para rentabilizar la inversión y es licito. Los edificios que no tienen un uso se vuelven obsoletos

Arquitecto William Palomino Bellido, exgerente de centro histórico de Arequipa y especialista en patrimonio.

¿Cuándo se considera a una edificación como patrimonio?

Para considerar patrimonio a un edificio, éste debe presentar alguno de estos valores: valor histórico, valor arquitectónico, valor estético y valor científico. Arequipa posee 301 monumentos declarados y 1500 casonas que son consideradas con valor arquitectónico e histórico. La entidad que hace la declaratoria como patrimonio histórico es el ministerio de Cultura.

En Arequipa se ha definido hasta 12 zonas de tratamiento diferenciado en el Centro Histórico. Cada una debe contar con su propio plan de conservación, intervención y protección. Además, según la zona, se establecieron distintas limitaciones de intervención, como altura en edificaciones, retiros, usos, etc.

El problema no es solo cuán ilícito es el hecho, sino que (hay que hacer) una reflexión moral. Esto conlleva a que en algún punto de la historia la ciudad el centro histórico se transforme de tal manera, que nos quedemos sin patrimonio. 

Arquitecto William Palomino Bellido, exgerente de centro histórico de Arequipa y especialista en patrimonio.

Para que se preserve el Centro Histórico y el patrimonio se necesita una coordinación estrecha entre estas dependencias. Actualmente, por trámites administrativos y descoordinación, la intervención resulta muchas veces tardía, cuando ya se han realizado daños permanentes al patrimonio.

Para una tarea eficaz de conservación, este año se espera la aprobación del plan maestro para protección del centro histórico de 2023-2033. Un documento sobre cuya ausencia la UNESCO ha realizado exhortaciones al Municipio Provincial, con el fin de que Arequipa no radique en la lista de “patrimonio mundial en peligro”. Esta entidad, que es la que otorgó el reconocimiento del título de Patrimonio de la Humanidad, evalúa permanentemente la conservación y, eventualmente, podría retirar el título a la ciudad.

Casona de la calle San Juan de Dios 315 declarada como monumento histórico, sin mantenimiento y en aparente estado de descuido.

Ratifico que es necesario el trabajo en conjunto. Aunque los organismos provincial también tienen la potestad de sancionar y hacer seguimientos a los casos de intervención como lo hace el ministerio de cultura.

Harold Joseph Loli Rosales, Director del Órgano Desconcentrado del Ministerio de Cultura de Arequipa

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias