Ana María Choquehuanca juramentó como nueva Ministra de la Mujer

Noticias El Búho

Foto: Andina

Con un ¡Viva Arequipa! expresado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, terminó el acto de juramentación de la parlamentaria del partido PPK, Ana María Choquehuanca, como flamante Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Choquehuanca, congresista arequipeña de Peruanos por el Kambio en representación, reemplazará en el cargo a Ana María Romero. Por su parte, Molinelli reemplaza a Cayetana Aljovín, quien dejó la cartera del Midis para jurar como nueva ministra de Energía y Minas en reemplazo de Gonzalo Tamayo.

La ceremonia de juramentación tuvo lugar en el Salón Dorado de Palacio de Gobierno y contó con la asistencia de los miembros del Gabinete de Ministros, así como de autoridades del Estado, entre otros.

Con la inclusión de Molinelli sube a siete el número de mujeres que forman parte del Gabinete de Ministros.

 

METEORICA CARRERA

A pesar de su corta experiencia en la política, Ana María Choquehuanca fue la candidata al Congreso con mayor votación en Arequipa. La imagen de esta empresaria ha estado ligada al trabajo constante en el desarrollo de la pequeña y microempresa. Notoriedad que le valió ser elegida como cabeza de lista del partido de Pedro Pablo Kuczynski.

Ciertamente la incursión política de Choquehuanca no se inició recién en estas elecciones. Ya en el 2001 tentó un escaño en el Congreso de la República con la ya desaparecida “Alianza Electoral Unidad Nacional”. Aquel entonces no corrió con suerte, debido a que su figura como impulsadora de las pymes aún no destacaba en la región. Ante ese tropiezo, Choquehuanca se divorció por 14 años de la política, quizá como una preparación para volver a lanzar su candidatura desde una mejor posición y de la mano de una figura con más arrastre.

Ana María cuenta que el candidato Kuczynski la invitó personalmente a participar por su partido en las elecciones locales del 2014, para que postulara a la alcaldía provincial; en aquel momento no se sintió totalmente segura de alcanzar la victoria, por ello declinó la invitación. Sin embargo, en septiembre del 2015 volvió a recibir una invitación para formar parte de la lista de precandidatos al Congreso por Arequipa, donde la elegirían como un buen prospecto para conformar la lista oficial de los 6 postulantes al Parlamento.

Dado que su campo laboral siempre estuvo dirigido al sector empresarial, Choquehuanca no ha dudado en afirmar que dentro del Congreso buscará proponer proyectos de ley que logren impulsar a las pequeñas y micro empresas, especialmente con la Sunat, la cual, de alguna forma, limita el desarrollo de los empresarios que van surgiendo.

La congresista electa reconoció que otros partidos políticos tuvieron un acercamiento hacia ella al momento de considerar postular al Legislativo, pero fue tajante al recalcar que con PPK no le pidieron ni un sol para colocarla dentro de la lista del partido, criticando el hecho que en otros partidos se hayan subastado las postulaciones a una curul.

Del taller al Congreso

Sus primeros estudios los llevó en un pequeño colegio ubicado en el distrito de Paucarpata, en el cual también estudió el congresista saliente Gustavo Rondón; su infancia estuvo bastante marcada por el apoyo que dio a su padre, teniendo que aprender a soldar mientras continuaba sus estudios escolares; de ahí proviene el carácter fuerte y su capacidad de convertir sus ideas en negocios rentables.

Ana María, hija de José Domingo Choquehuanca, lleva en la sangre la perspectiva empresarial, y el espíritu de desarrollo de su padre, quien arribó desde la ciudad de Puno con una visión difícil de plasmar en aquellos años; con solo la experiencia de ensamblar catres, José Domingo logró expandir su negocio, colocando ferreterías por toda la ciudad.

La novísima congresista tuvo el mejor ejemplo de perseverancia en su padre, quien fuera el fundador de la Asociación de Urbanizaciones Populares de Arequipa (Aupa), y el visionario que impulsó y volvió realidad el parque industrial Apima. Ana María recuerda la amistad que tuvo su padre con el expresidente Fernando Belaunde Terry, a quien acompañó en el último trecho de su vida.

Un cargo que aún pesa sobre sus hombros, por la gran responsabilidad, de ser una de los representantes peruanos del APEC, y todos estos cargos los lleva con gran orgullo, recordando a las figuras femeninas que la impulsaron a continuar por este duro camino, como es el caso de María Elena Moyano, a quien conoció en la Conferencia Anual de Ejecutivos (Cade) de 1991, a partir del cual se volvió su admiradora.

En este nuevo camino que le espera, Choquehuanca deberá afrontar nuevos obstáculos, quizá el golpe de la burocracia al momento de impulsar sus iniciativas legislativas para agilizar el desarrollo de las mypes, pero ella asegura que tiene un objetivo claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE