¡Let´s go MAVS!

Sobre el volcán Juan Carlos Valdivia Cano

Hace muy pocos días he comenzado a usar facebook y youtube y whasapp por mi cuenta y sin asesoría…a la vejez. Toda una hazaña dadas mis dificultades mentales en el aprendizaje. Pero creo que ahora entiendo, en parte, por qué me he resistido tanto a hacerlo y entenderlo. Es la incomunicación perfecta y redonda…disfrazada de comunicación. Y todos mis males se deben a… la incomunicación, desde chiquito. No se lo digas a nadie. He perdido a mis dos o tres mejores amigos, y ni hablar de la familia. He escrito 7 libros…y nada.

Publicidad
MAVS

Como en las inquietantes y silenciosas películas de Bergman en los 70 (creía que los problemas allí presentados solo los sufrían los civilizados burgueses europeos). Yo, que desde adolescente ya preguntaba como Cioran, “lobo arisco y sin manada”, qué es lo que te gusta más en la vida: ”son sin lugar a dudas los encuentros excepcionales en los que nos lo decimos todo: con gente a la que cuento todo y que me cuenta todo”. Para mí, tal vez sea la única justificación de la vida, esos encuentros excepcionales, y tal vez sea el mayor éxito de la mía, si es que puedo hablar de éxito”

PUEDES VER:  Masacre en la Amazonía indígena peruana

Yo no creo poder hablar de éxito; más bien sí de la importancia de las personas a quienes decimos todo y viceversa. Pero lo que tengo por ahora son 803 solicitudes de amistad y ninguno me dice por qué quiere ser mi amigo. Ni una sola palabra. Y la curiosidad me corroe el alma. Deben ser agentes de la DIVINCRI tal vez, me digo asustado. Porque los que me conocen, colegas, jefes, autoridades, intelectuales, conocidos, no me han tratado precisamente como amigo. Y seguramente yo he dado lugar a eso. Acepto que no he sido nunca un Tomás de Kempis, (el equivalente masculino de Teresa de Calcuta) y «jamás me inscribiría en un Club que acepte a un tipo como yo» (Groucho dixit)

Publicidad

Una de mis mejores tres amigas me escribe en algoritmos: “ Xd”. Y punto. Yo, que felizmente asimilo rápido los golpes, le respondo: “¿¿??”. Y punto. Otro amigo muy querido, a quien entrego mi corazón como el flaco Spinetta, me lo devuelve a pedacitos, dando por toda respuesta: «perfecto!». Un pata me envía la foto del último rocoto relleno que se ha empujado en un restaurant de Ginebra, sin ningún maldito comentario. Y yo me digo «para mis adentros»: pero si yo, caymeño de cepa, conozco el rocoto relleno desde que era coro gracias a la picantería de las Mesa y la señora María! ¿Por qué no me cuenta de Ginebra, una de las patrias del tío Borges, algo que tenga que ver con él o con Lucho Loaiza? ¿Qué carajo hago con la imagen de un rocoto relleno preparado en Ginebra?

PUEDES VER:  Masacre en la Amazonía indígena peruana

Mi hija Aurorita cambia la portada de mi feisbuk (¿así se llama no?), esa que está allá arriba…y 200 fans me hacen un sesudo y profundo comentario, que aprovecho para agradecer no menos profundamente: «me gusta». Otra amiga me responde con una concisión que roza la genialidad, después que yo le escribo casi un ensayo en vez de mensaje: «uff».
Y como esto se está convirtiendo en eso mismo y para evitar otro sonoro ufff, los dejo amados y odiados fans, aunque hay mucho más. ¡Hasta el próximo febrero en que tendré casi todo el día para el feis buk, el guasap y el i meil, después de cocinar, escribir, leer, hacer deporte, aprender portugueis, y estar con Alex y Chloe, viendo siempre en directo o en pantalla las caras lindas de la NBA! ¡Aleluya! !Let´s go Mavs!

PUEDES VER:  Masacre en la Amazonía indígena peruana

(para Alex y Chloe)

publicidad

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE