Leer por gusto

Trocha urbana Paola Donaire Cisneros

Es curioso que el término “por gusto” sea utilizado para minimizar la importancia de una actividad. Es decir que, el hecho de cumplir una tarea con el gusto de hacerla signifique que no tuvo sentido. En el caso de la lectura este término tiene aún mayor importancia; pues, leer por gusto tiene una repercusión más positiva en las personas que el hecho de leer por obligación. De hecho, una de las razones por las cuales las personas tienen una percepción negativa respecto a la lectura es porque esta fue utilizada como castigo, como una tarea forzosa, tanto en la escuela, como por los padres.

leer

No olvidemos que, leer no solo es adquisición de datos; pues al leer, tres áreas de la corteza exterior del cerebro trabajan, según afirma la neurociencia. Un estudio del Centro Vasco de Cognición, Cerebro y Lenguaje (BCBL), de 2018, encontró claras diferencias morfológicas entre los cerebros de aquellos que leen y aquellos que no. También existen diversos estudios que sustentan los efectos que tiene la lectura en la estimulación de la creatividad y el pensamiento crítico. Por todo ello, es preocupante que, en nuestro país y en todo Latinoamérica, no existan buenos hábitos de lectura.

PUEDES VER:  La cuarentena no puede ser eterna

La solución no solo está en la escuela sino también en casa y el gobierno. En el hogar, es importante que los menores observen un entorno lector, con libros y padres que leen (no solo las redes en el celular); en el gobierno, son urgentes las decisiones que conduzcan a la promoción de la lectura, controlando las mafias editoriales, por ejemplo.

«Leer por gusto», fue publicado también en Correo Arequipa

«El Búho«, síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE