Vejez tecnológica

"Las redes sociales evolucionan y no hay nada más peligroso que la tecnología lo haga y nosotros nos neguemos a seguir el mismo proceso"

- Publicidad -

Cuando, a inicios de siglo, comenzaron a surgir las redes sociales en Internet, abundaron los escépticos que se negaban a aceptar la importancia y vigencia que tendrían en el planeta. “Ya pasará la moda”, decían; “eso es solo para ligue”, decían. Aún los más sesudos analistas veían con menosprecio el mundo que comenzaba a abrirse paso. Hoy por hoy, las redes sociales han evolucionado en diversas direcciones y, pese a la experiencia pasada, todavía hay supuestos intelectuales que se burlan de su uso. Ni lecturas abundantes, ni estudios profundos los ayudan a ver más allá de sus propios algoritmos. Y esa es una forma de envejecer, tecnológicamente hablando.

“Se empieza a envejecer cuando se deja de aprender”, reza un dicho y bien lo podemos aplicar a la capacidad de adecuarnos a los nuevos tiempos y sus tecnologías que marcan modos distintos de interactuar, producir y alcanzar objetivos. Un ejemplo de esto es TikTok. Esta plataforma cobró relevancia en época de pandemia con una forma muy sencilla de subir videos cortos, con una diversidad amplia de temas y estilos. Como suele suceder, en este tipo de medios, lo primero que destacó fueron los contenidos de entretenimiento. Con retos absurdos y hasta peligrosos: millones de imágenes de personas en todos los mundos haciendo el ridículo de formas impensadas.

Pero, más allá del horror intelectualoide que esto pueda provocar, no podemos perder de vista que TikTok se ha convertido en medio masivo de comunicación. Por lo tanto, quien quiera comunicarse masivamente, no puede hacerle “el fuchi”. No se trata de bajar el nivel de comunicación, sino de adecuarlo, usarlo estratégicamente. Otros ejemplos son Instagram, Facebook y X, que tienen sus propios estilos y públicos, para hacer llegar un mensaje con efectividad.

- Boletín -

Las redes sociales evolucionan y no hay nada más peligroso que la tecnología lo haga y nosotros nos neguemos a seguir el mismo proceso. No solo la empresa privada, sino también los organismos del Estado deberían estar interesados en incursionar en estos nuevos caminos que se han creado para llegar a la gente. Y, quizás, generar puentes intergeneracionales.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias